Entrevista a Javier Puga, consejero delegado de DinoSol Supermercados

«Hay que recuperar el turismo cuanto antes para salir de esta»

29/05/2020

El consejero delegado de DinoSol Supermercados, Javier Puga explica que la subida de las ventas en las zonas residenciales ha compensado el cierre temporal de 67 tiendas en las áreas turísticas. La cadena «ha mantenido el 100% del empleo en esta crisis sanitaria». Pero advierte de la necesidad de recuperar el turismo cuanto antes para evitar el desplome de la economía.

—¿Cómo ha afrontado HiperDino la adaptación a una situación nunca vivida hasta ahora en España como la originada por esta alarma sanitaria?

—Experimentando, dando respuestas cada día para adaptarnos a las situaciones, aprendiendo, e incluso innovando. Uno de los primeros retos fue conseguir geles hidroalcohólicos, que en un primer momento compartimos con la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias porque costaba mucho encontrar este material indispensable para la labor de los sanitarios canarios. Otra de las prioridades fue la adaptación de los supermercados para minimizar los riesgos sanitarios, por ejemplo, con la colocación de mamparas en más 150 tiendas, porque nos vimos obligados a cerrar 67 en las zonas turistas ante la suspensión de la actividad de los alojamientos y las restricciones para viajar.

—El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha constatado que el consumo de productos de alimentación ha crecido por encima del 30% en Canarias en las últimas semanas. ¿Hasta qué punto ha notado HiperDino esta subida de las ventas?

—Es cierto que han subido en las zonas residenciales desde el inicio del confinamiento, aunque a medida que abra la hostelería el mercado irá volviendo a la normalidad. Ya estamos notando una tendencia hacia la estabilidad. Ese incremento en las zonas residenciales ha compensado el cierre temporal de 67 tiendas de HiperDino en las zonas turísticas que he mencionado, lo que nos ha llevado a recolocar a 680 trabajadores, porque la compañía no ha recurrido a los ERTE. Hemos mantenido el empleo, e incluso en las primeras semanas de marzo reforzamos las plantillas en algunos establecimientos para atender el aumento de la demanda, cuando las compras llegaron a ser superiores a las que se registran en Navidad. Pero a partir de julio, un mes fuerte de turismo, los resultados empeorarán, porque notaremos muchísimo la ausencia de visitantes.

—A los ciudadanos les cuesta entender por qué han subido los precios de los alimentos durante una situación excepcional como la que afronta España...

—Los precios de HiperDino solo han subido un 0,7% respecto al 31 de diciembre de 2019. No es una estimación, son datos garantizados y auditados. Es cierto que determinados productos han subido más, en general, en el mercado de la alimentación, principalmente debido al fuerte aumento de la demanda. Cuando todo el mundo decide comprar harina, sube su precio. Por cierto, este producto está ahora en oferta. Y en segundo lugar, la subida de precios, que insisto en que en el caso de HiperDino ha sido mínima, está justificado por el aumento de costes de proveedores y de los gastos en limpieza y adaptación de las tiendas. Hemos afrontado muchos más gastos: las mascarillas, geles, guantes, mamparas...

—¿Cómo ha reaccionado HiperDino al lógico incremento de la demanda de compras online?

—Tomamos medidas urgentes para atender ese aumentó de la demanda. Muchas personas, sobre todo mayores, querían comprar sin salir de casa, pero muchos no estaban familiarizados con el proceso. Aprovechamos que contábamos con bastante personal haciendo teletrabajo, sobre todo trabajadores de departamentos como auditoría para ayudar desde sus casas por teléfono a realizar los pedido online de nuestros clientes. La necesidad de reforzar el equipo de compras online ha sido tal que cerramos alguna tienda para dedicar la plantilla al completo a este servicio. Pasamos de una media de 100 pedidos diarios a 900 cuando se decretó el estado de alarma.

—¿Cree que se mantendrá esta demanda de compras desde casa tras el fin del estado de alarma?

—Estoy convencido de que las compras online han venido para quedarse. La demanda se ha suavizado a medida que se ha relajado el confinamiento. Pero ahora seguimos en cerca de 800 pedidos diarios, lo que significa que hemos conseguido fidelizar a muchos clientes. Y eso a pesar de que al principio no podíamos con la demanda. Tardábamos hasta cinco días en entregarlos al cliente en su domicilio, y ahora se realizan en 24 horas.

—Las perspectivas económicas globales para Canarias son muy malas a corto plazo, con una previsión de caída del PIB regional de dos dígitos para este año. ¿Cómo prevé que puede afectar al sector de la alimentación?

—Las expectativas para nuestro sector son igual de malas. Si no hay turistas, no funciona la economía, y empezaremos a ver una caída del consumo. Es cierto que la gente tiene que comer pero ya lo hemos visto en otras crisis: las compras se reducirán a los productos básicos. O sea que necesitamos urgentemente la reactivación turística en las islas.

—Pues los hoteleros no prevén la recuperación del turismo al menos hasta finales de octubre, cuando comiencen a llegar los turistas extranjeros...

—Mi opinión personal es que hemos sido lentos a la hora de poner en marcha medidas innovadoras para acelerar la recuperación turística, siempre teniendo en cuenta las máximas garantías posibles para evitar un rebrote de la pandemia. Por ejemplo, la comunidad autónoma podía haber alquilado dos salas de embarque en dos aeropuertos importantes de Alemania. Y allí se podía haber hecho un test de la covid-19 a los viajeros que vinieran para Canarias. No creo que les importara estar cinco horas antes en el aeropuerto, porque vendrían tranquilos, y estaríamos tranquilos en el destino. Podíamos haber sacado partido como destino con iniciativas innovadoras de este tipo, pero hemos estado lentos.

—¿Hasta qué punto puede ayudar la innovación a superar esta crisis?

—Apostar por la innovación es vital ahora para ser competitivos. En HiperDino estamos trabajando para poner en marcha en breve en una aplicación para el móvil que permitirá a los clientes de HiperDino saber por ejemplo si tendrá que hacer cola o no en las tiendas. También permitirá reservar hora y fecha, de manera que puedan entrar directamente en el supermercado.

—¿Cómo han superado las dificultades para conseguir mascarillas en un mercado internacional con tanta demanda?

—HiperDino ha sido de las primeras cadenas que consiguió mascarillas. Fue muy duro, pero logramos fletar a finales de marzo un avión de Shanghai a Praga con 320.000 mascarillas que costaron un millón de euros. Solo el vuelo costó 32.000 euros, a lo que se suma el transporte por carretera hasta España. 220.000 de estas mascarillas fueron para nuestro personal y también para muchos de nuestros proveedores. Y otras 100.000 se donaron a los centros de personas mayores de Canarias. A principios de mayo, cuando llegó el segundo pedido, ya comenzamos la venta al público. Hemos ido mejorando el precio porque el mercado se ha estabilizado.

—Los sindicatos reclaman a la administración pública que haga test de la Covid-19 a los trabajadores de los supermercados, dada su exposición al contagio. ¿Qué pasos ha dado HiperDino en este sentido?

—Recientemente hemos puesto en marcha los test para nuestros trabajadores. Ya hemos realizado más de 1.000 desde la semana pasada, y vamos a hacérselos a los más de 8.000 que suman toda la plantilla. De estos 1.000 que ya hemos hecho, solo uno ha dado positivo, y ya está en casa. El resto de los compañeros de su tienda dio negativo. Eso significa que estamos haciendo las cosas bien en las tiendas, con unos protocolos de higiene muy exigentes. Pero frenar esta pandemia es responsabilidad de toda la sociedad.

—¿Ha atendido HiperDino la llamada de auxilio del campo canario para dar salida a los productos que ya no venden a los hoteles?

—Hemos aumentado las compras en el mercado canario. Antes de esta crisis sanitaria ya representaban en torno al 40%, un porcentaje que hemos elevado al entorno del 45%. Estamos respondiendo también rebajando las compras en la península, siempre que podamos encontrar esos productos aquí para nuestros clientes.