María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno / EP

Hacienda mejora su oferta para la cogobernanza de los fondos europeos

En virtud de la nueva propuesta, el Gobierno central contará con cinco votos de los 25 en total. El resto se repartirán entre las comunidades, las ciudades autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP)

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

El Ministerio de Hacienda ha mejorado su oferta a las comunidades autónomas y los municipios sobre cómo será el reparto del poder en el seno de la conferencia sectorial del plan de recuperación, transformación y resiliencia ligado a los fondos europeos. Según el documento remitido a los diferentes niveles de la administración y al que ha tenido acceso este periódico, cada uno de los miembros del pleno de este organismo contará con un voto, incluida la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

De esta manera, de acuerdo con la propuesta de Hacienda que las autonomías podrán analizar hasta el 12 de febrero, por parte del Gobierno central, tendrán derecho al voto la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, así como los titulares de cuatro secretarías de Estado (Política Territorial y Función Pública; Presupuestos y Gastos; Economía y Apoyo a la Empresa; además de la secretaría general de Fondos Europeos). A su vez, cada comunidad y cada ciudad autónoma contará con un voto. Y la FEMP, por su parte, completará los en total 25 miembros del pleno con este poder.

En resumen, el Gobierno central contará con cinco votos de los 25 en total; mientras que entre las comunidades, las ciudades autónomas y la FEMP reunirán los 20 restantes.

La propuesta enviada a las comunidades autónomas también recoge que la titular de Hacienda, María Jesús Montero, se reserva dirimir con su voto los posibles empates que pueda haber en las votaciones.

Supone una mejora respecto a la fórmula presentada por Hacienda y rechazada por las autonomías en la reunión que mantuvieron el pasado 21 de enero. En aquella ocasión la propuesta pasaba por emular el reglamento que rige el consejo de política fiscal -el órgano en el que se deciden las cuestiones relativas a la financiación autonómica-. En él, Ministerio de Hacienda dispone siempre del mismo número de votos que posean las comunidades y las ciudades autónomas, esto es, 19, con lo que su poder es más que determinante dentro de ese órgano.

El 21 de enero, en la primera reunión de la conferencia sectorial del plan de recuperación, transformación y resiliencia, varias comunidades autónomas, entre las que se encontraban algunas gobernadas por la coalición formada por PP y Ciudadanos, como Madrid o Andalucía, así como otras del PSOE, como Valencia o Castilla-La Mancha, además del País Vasco, se opusieron a aceptar que la fórmula para repartir el poder diera la preeminencia al Gobierno central con una fórmula idéntica a la del consejo de política fiscal. Demandaron una mayor cogobernanza y la participación también de la FEMP.

A consulta de este periódico, las autonomías andaluza y madrileña han preferido no realizar valoraciones, puesto que el documento aún está en estudio. Mientras tanto, Valencia ha avanzado que votará a favor. Desde esta autonomía se valora la «clara voluntad de diálogo, consenso y cogobernanza del ministerio, con una distribución de votos que da un elevado grado de gobernanza también a las comunidades autónomas».

La conferencia sectorial es el órgano de cooperación entre el Estado y el resto de los niveles de la administración para canalizar la participación de estos en los proyectos del plan de recuperación, transformación y resiliencia y establecer mecanismos y vías de cooperación y coordinación en su desarrollo. Pero entre sus competencias no se encuentra el reparto de los créditos, cuestión que se abordará en las diferentes conferencias que se organizarán por cada área o competencia.

El pleno de la conferencia sectorial se reunirá en sesión ordinaria al menos una vez al año o en sesión extraordinaria a iniciativa de la ministra de Hacienda o de al menos la tercera parte de sus miembros.

El reglamento de funcionamiento de la conferencia sectorial del plan de recuperación, transformación y resiliencia aún debe lograr la aprobación por mayoría absoluta del pleno de la conferencia sectorial; necesita, pues, el respaldo del grueso de las comunidades autónomas.