Sanitarios vacunados en Cataluña. / efe

Hacienda destinará 3.500 millones al nuevo convenio de Muface

El Consejo de Ministros aprobará este martes una subida de entre el 8% y el 10% en las primas de las aseguradoras, pese al rechazo de Unidas Podemos a este sistema

R. C. Madrid

Punto y final al culebrón de las negociaciones para renovar el convenio de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface). Si todo va según lo previsto, el Consejo de Ministros aprobará este martes una partida de 3.521 millones de euros para financiar el concierto entre 2022 y 2024, lo que implica una subida de entre el 8% y el 10% de las primas que reciben las aseguradoras actualmente.

La medida llega después de un fuerte 'tira y afloja' entre los socios del Ejecutivo, pues el Ministerio de Derechos Sociales que dirige Ione Belarra (de Unidas Podemos) ha tratado en las últimas semanas de frenar esa extensión de los acuerdos con las aseguradoras y el incremento de las primas, al defender la evolución hacia un sistema de atención y gestión pública que, según recuerdan, forma parte del acuerdo de gobierno.

De hecho, la formación morada registró recientemente una proposición no de ley en el Congreso en la que demanda la eliminacion progresiva del sistema de mutualidades para los funcionarios, integrando esta atención en el Sistema Nacional de Salud mediante una mayor inversión en el servicio público sanitario.

Pero su propuesta ha chocado por completo con la decisión de Hacienda. Según documentación a la que ha tenido acceso Europa Press, el planteamiento es que el incremento de las primas sea del 8% el año que viene, del 8,75% en 2023 y del 10% en 2024, las tres cifras calculadas respecto a las del ejercicio 2020-2021.

Si finalmente se aprueban las condiciones, será además la primera vez que el acuerdo abarque un periodo de tres años, y no de dos como en ocasiones anteriores. Esto, a su vez, evitaría que el siguiente convenio tuviera que negociarse en otoño de 2023, a un paso del inicio de la campaña electoral de las próximas generales.

Desde el sector asegurador tampoco parecen conformes con esta extensión del plazo, pues asumen un mayor riesgo de costes para hacer frente al servicio de los 1,8 millones de asegurados mutualistas que existen actualmente.