Imagen del buque 'Mein Schiff 4' el pasado 9 de febrero en el puerto de Las Palmas. / ARCADIO SUÁREZ

Las grandes compañías mantienen sus cruceros en Canarias pese a la pérdida de reservas

La ocupación les ha caído del 70% al 50% en enero y febrero pero TUI, Aida, Marella, Azamara y Mystic siguen con su programación en las islas

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El segmento turístico de los cruceros de Canarias no ha sido ajeno a la variante ómicron y el aumento de los contagios. Tal y como ha sucedido con las reservas de los hoteles de las islas, que han experimentado una fuerte caída que ha llevado la ocupación por debajo del 50% entre enero y febrero, los cruceros han sufrido numerosas cancelaciones a principios de este año.

Las ocupaciones de los barcos que en el último trimestre de 2021 se estaban recuperando a buen ritmo tras el parón de la covid y alcanzaron niveles del 70% han vuelto a caer hasta el 50%. La previsión es que en estos dos meses del año el número de pasajeros caiga en torno a un 15%, moviéndose en los cruceros unas 75.000 personas al mes, por debajo de las 100.000 previstas antes de la sexta ola.

  • Pasajeros Se prevé una caída de los cruceristas en enero y febrero del 15%, con unas 80.000 personas al mes.

  • Escalas Antes de la sexta ola se preveía cerrar la temporada 2021-2022 con un aumento del 20%. El alza será ahora de un 5%.

  • Compañías Las grandes como Aida, Tui, Marella y Azamara mantienen operaciones. Son las pequeñas las que paran.

Sin embargo, pese a la caída de las ocupaciones las grandes compañías de cruceros que operan en las islas con barcos de unos 2.000 pasajeros están aguantando el tipo y mantienen sus operaciones. Aida mantiene sus dos salidas semanales (sábado y domingo); Tui también sigue con las dos salidas semanales, una desde Las Palmas como puerto base y otra de Tenerife. También Marella Cruises (la antigua Thomson) sigue con su programación, con un crucero semanal entre Gran Canaria y Tenerife, al igual que Azamara (perteneciente a Royal Caribbean), que hace un trayecto entre Canarias y Madeira de unos diez o doce días con barco de unas 500 personas.

También siguen operativos los cruceros de otras compañías como P&O o Fred Olsen Cruise Line que operan entre puertos europeos y Canarias.

Son las compañías de cruceros de menor tamaño -entre 100 y 300 pasajeros- los que han decidido parar las operaciones en los meses de enero y febrero con la idea de retomarlos en marzo. Entre ellas se encuentra CroisiEurope, que a mediados de diciembre anunció el inicio de operaciones en las islas con cruceros de ocho días y tocando seis islas del archipiélago en un lujoso barco de 130 pasajeros. La caída de las reservas y el reducido número de pasajeros con los que cuenta le ha obligado a anular los viajes en febrero. La previsión es que los retome a partir de marzo.

Los barcos de Sea Cloud, con capacidad para unos 150-200 pasajeros, y que este año decidieron quedarse en Canarias en lugar de ir al Caribe por la covid, también han decidido suspender temporalmente operaciones. Se prevé que en marzo las retomen.

Otra de las que opera pequeños cruceros, Mystic Cruises, que está charteada por la alemana Nicko Cruises, sigue operando aunque la fuerte caída de pasajeros (con capacidad para 400 está moviendo en torno a 120-130 pasajeros) hace presagiar que detenga sus operaciones hasta en próximas semanas hasta marzo.

«Los grandes tienen espaldas y mantienen las escalas aunque con ocupaciones bajas y los pequeños tienen unos volúmenes tan bajos que no les compensa y suspenden temporalmente», explica el director comercial de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Juan Francisco Martín. Como recuerda, antes de la pandemia la ocupación de los cruceros en Las Palmas antes del covid era de un 92%, que ha caído en esta sexta ola hasta el 50%. «Ninguna compañía venía antes a Canarias por un 90% de ocupación pero la covid ha trastocado todo», señala.

Según indica Martín, el impacto de la sexta ola de la covid sobre los cruceros se dejará sentir a nivel de pasajeros más que en las escalas, aunque éstas también lo van a notar. Si en esta temporada 2021-2022 se preveía un aumento de las escalas de los cruceros de un 20% sobre 2018-2019, al final se quedará en un alza del 5%. En total serán 677 escalas. En pasajeros, la caída de enero y febrero será en torno a un 15% aunque se espera que se recupere a lo largo del año. En cuanto a 2021, se prevé cerrar el ejercicio con 495.000 cruceristas.