González y Jorge tienden su mano para cerrar heridas en CC OO

21/05/2017

El nuevo secretario general de CC OO en Canarias, Inocencio González, «tendió su mano» para cerrar las heridas en los próximos cuatro años y unir a la organización, que hoy está completamente rota. Eso sí, advirtió de que esa mano tendida es «con el cumplimiento de los estatutos». Jorge se mostró dispuesto a trabajar «desde la lealtad».

ETIQUETAS:

Carmelo Jorge cedió ayer la Secretaría General de Comisiones Obreras en Canarias a Inocencio González tras un congreso «tenso y difícil» en el que se puso en evidencia el cisma interno que divide a la organización. Ambos, con una visión muy distinta de entender el sindicalismo y la organización, compitieron en 2015 por hacerse con el liderazgo de la organización, tras la dimisión de Juan Jesús Arteaga. Entonces ganó Jorge por un escaso margen de cinco votos. Ahora, dos años después ha sido González el ganador por 15 votos de diferencia (82 a 67 y una abstención).

González ha contado en esta batalla con el apoyo de Madrid, cuya intromisión forzó en 2015 la dimisión de Arteaga y provocó la crisis interna que divide desde entonces al sindicato en las Islas.

También ha jugado a su favor la marcha de la organización en estos dos años de afiliados y sindicalistas de peso que eran afines a Jorge. Estos fueron sancionados por Madrid al ir en contra de la fusión de la federación de comercio y hostelería con la de banca y servicios financieros. Detonante de toda la historia.

Se estima que en este tiempo se han ido de la organización 400 delegados y 3.000 afiliados que han creado una nueva organización, Sindicalistas de Base. Estos tienen hoy el control sindical de la hostelería en Tenerife y crecen en el resto de islas y sectores.

La organización está hoy completamente dividida

El secretario de Organización y Comunicación confederal de CC OO, Fernando Lezcano, que vivió de cerca el conflicto en CC OO hace dos años y también participó en el difícil congreso de 2015, reconoció ayer que la organización canaria se encuentra metido en una «dinámica perversa» en la que no se busca alcanzar proyectos comunes. Lezcano conminó a la organización a caminar a partir de ahora hacia ese proyecto común y dejar atrás los «debates fratricidas».

En este sentido, el nuevo secretario general, Inocencio González, se mostró dispuesto a «tender la mano» pero dentro de un proyecto que se enmarca «dentro de la mayoría confederal y en el que haya un compromiso claro de cumplir con los estatutos». «No será fácil aunque tampoco es una misión imposible», indicó.

Cuando González reparta el poder de la nueva ejecutiva se verá si realmente quiere reunificar el sindicato

En unos días, cuando conforme la ejecutiva y acometa el reparto de las secretarías, se comprobará si sus palabras son vacías o llevaban contenido. Fuentes cercanas aseguran que González evitará dar responsabilidad a Jorge o los integrantes de su plancha en el nuevo equipo para tener el control de la organización y evitar obstáculos. Hace dos años Jorge le ofreció a González la secretaría de Acción Sindical pero la rechazó.

Tras las elecciones de ayer, la ejecutiva de CC OO estará integrada por nueve personas del equipo de Inocencio González (incluido él en la Secretaría General) frente a siete de Jorge. Los integrantes serán: Braulio Moreno, Carmen Marrero, Fernando Torres, Ana Hernández, José Antonio Fariñas, José Ángel Brito y Ana Artiles por González; Milagros Santana, Flor Acosta, Pedro Moreno, Antonio Pérez, José Ramón Barroso y Elvira Felipe por Jorge.

Éste abogó por esperar para valorar los próximos cuatro años. «Como dijo Machado se hace camino al andar. Ya se verá», dijo Jorge, quien respondió a las palabras de González diciendo que en el congreso «no había habido nadie fuera de la mayoría confederal». El secretario general saliente aseguró que si González les de la oportunidad de trabajar «desde la lealtad» se arremangarán por el bien de Comisiones Obreras.