GNC, la mejor alternativa para comprarse un coche

15/04/2019

Menos impuestos, repostajes más baratos y movilidad sin restricciones. ¿Qué más se puede pedir?.

ETIQUETAS:
- seat

Es inevitable. Cuando probamos un coche nuevo, siempre tenemos una sensación extraña cuando volvemos a conducir el nuestro, sobre todo si es veterano. Le tenemos cariño, pero ya no es lo mismo. Si, además, hemos tenido la oportunidad de hacer un viaje y repostar, las comparaciones son odiosas. “¿Cómo es posible que haya recorrido tantos kilómetros y pagado tan poco en la gasolinera? ¡Pero si con el mío cuesta el doble!”.

Es una situación más habitual de lo que parece y la sensación es más chocante aún si el coche nuevo que probamos utiliza GNC (gas natural comprimido). En este caso, no solo por la gran diferencia que existe en la factura de la gasolinera respecto a los de combustión interna, sino también por la posibilidad de circular sin restricciones por contaminación -así como por el área de Madrid Central- e incluso de pagar menos por aparcar en zonas reguladas de distintas ciudades. Conducir un coche a GNC como los que integran la gama TGI de Seat es otra historia.

GNC, la mejor alternativa para comprarse un coche
¿Cuánto ahorran en combustible?

Los TGI son vehículos que usan una tecnología híbrida para su funcionamiento: GNC y gasolina, El motor funciona siempre con gas natural, excepto cuando se termina en sus tres depósitos. Entonces, cambia a gasolina. Esto supone que no solo ahorran en combustible y emisiones respecto a sus equivalentes con motores exclusivos a gasolina o diésel, sino también en comparación con híbridos eléctricos no enchufables.

En concreto, cada kilómetro que recorre un TGI de Seat en modo gas cuesta en torno al 50%* menos que en un coche de gasolina, alrededor del 30% menos en comparación con un diésel, el 10% menos respecto a uno de GLP y el 25% menos que un híbrido eléctrico no enchufable de gasolina. El coste en GNC por 100 Km de un Seat Ibiza o un Seat Arona es de solo 2,97 euros. Esto quiere decir que con 12,17 euros se puede recargar su autonomía de 410 km en modo gas. Además, el gas natural es más eficiente que otros combustibles, por lo que produce la misma energía con menos combustible.

Para recargar sus depósitos GNC, tienes a tu disposición una extensa red de gasineras y gasolineras en España que permiten cubrir un viaje por toda la península. Una red que, además, se expandirá este mismo año. No temas a los repostajes: son igual de sencillos que los que llevas haciendo toda la vida con coches de gasolina o diésel.

GNC, la mejor alternativa para comprarse un coche
La importancia de llamarse ECO

Las bajas emisiones de estos vehículos no solo suponen una ayuda al medioambiente. Además, conllevan ventajas económicas que varían en función de la comunidad autónoma y el municipio. Los TGI de Seat cuentan con etiqueta ECO de la DGT, que les otorga exención en el pago del impuesto de matriculación, hasta el 75% de bonificación en el de circulación, reducciones de pago en zonas de estacionamiento regulado y peajes, junto a acceso libre a algunos carriles VAO. Por ejemplo, aparcarlos en la zona SER de Madrid tiene un 50% de descuento.

La etiqueta ECO también permite a los Seat TGI acceder libremente al centro de las ciudades en episodios de alta contaminación, así como circular sin restricciones por Madrid Central. En esta área, pueden incluso estacionar en su zona SER hasta el escenario 4 de un máximo de 5.

Además, los modelos TGI tienen un precio similar al de las versiones diésel y gasolina, por lo que son más competitivos que otros vehículos con motorizaciones alternativas. Incluso se benefician de distintas ayudas estatales y regionales en su compra.

GNC, la mejor alternativa para comprarse un coche
La ecomovilidad más segura

La gama TGI reduce sus emisiones de CO2 alrededor del 25%* respecto a las versiones de gasolina y el 75% de NOX respecto al diésel. Además, las emisiones de partículas y de SO2 son prácticamente nulas. Gracias a estas características, son más respetuosos con el medioambiente, algo especialmente valioso en entornos urbanos.

Por otro lado, el uso de GNC es totalmente seguro. Los vehículos TGI de Seat equipan depósitos de GNC con válvulas de seguridad que, en un caso extremo, evacuarían el gas de manera controlada a la atmósfera. Como es más ligero que el aire, este gas se disipa fácilmente.

Todas estas características convierten a los TGI en la mejor alternativa actual para la ecomovilidad en ciudades. Esta gama de vehículos es segura, ecológica, eficiente y, además, económica.

(*) Consumo medio combinado GNC: de 3 a 3,6 kg/100 km. Emisiones ponderadas de CO2 de 82 a 100 g/km.

GNC, la mejor alternativa para comprarse un coche
La gama más amplia con tecnología GNC

Seat ofrece versiones TGI para cuatro de sus modelos, configurando así la gama más amplia del mercado que utiliza GNC y gasolina.

Mii Ecofuel 1.0 68 CV: tiene una autonomía de 360 Km con gas natural y permite recorrer 100 km por solo 2,7 euros.

Ibiza 1.0 TGI de 90 CV: 410 Km de autonomía en modo gas. Inversión de 2,97 euros para recorrer 100 Km.

Arona 1.0 TGI 90 CV: el único SUV del mundo con tecnología de GNC. Su autonomía en modo gas también es de 410 km y el coste por 100 km es de 2,97 euros.

León 1.5 TGI Evo 130 CV: disponible en carrocería 5 puertas y familiar ST, con caja de cambios manual o automática DSG. Tiene una autonomía de hasta 500 Km en modo GNC y 3,15 euros para recorrer 100 Km.

  • 1

    ¿Le parece que los bancos aumentan el coste de las hipotecas ante la entrada en vigor de la nueva ley?

    Sí.
    No.
    Ns /Nc.
    Votar Ver Resultados