Borrar
Parte del consejo de administración de GMR. GMR
GMR también pone fin a la feria Agrocanarias y a programas de televisión que eran deficitarios

GMR también pone fin a la feria Agrocanarias y a programas de televisión que eran deficitarios

Las primeras generaron unas pérdidas de casi 350.000 eurosen 2023, mientras que las segundas de 300.000

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 1 de marzo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El nuevo consejero delegado de GMR, Juan Antonio Alonso, ha tomado también otras decisiones para sanear la situación financiera y económica de la empresa pública con la finalización de diversas actividades promocionales que eran deficitarias y lastraban las cuentas. Entre ellas ha puesto fin a la feria Agrocanarias, que solo en 2023 generó unas pérdidas de casi 350.000 euros, que se sumaron a las de 2022 de casi 128.000 euros.

También ha anulado un programa de televisión sobre Agrocanarias (se realizaba en las siete islas) que generaba pérdidas anuales próximas a los 300.000 euros. Alonso es muy cauto a la hora de analizar la gestión del anterior equipo pero lo que sí tiene claro es que no va a mantener acciones deficitarias y sin impacto en el sector primario.

Ahora GMR quiere reforzar otros proyectos que no arrojen pérdidas y que además ayuden más al sector primario de Canarias. Entre ellas, busca convertirse y ser medio propio para los Cabildos. De esta forma, de igual forma que realiza proyectos para las distintas consejerías del Gobierno de Canarias, busca hacerlo para las administraciones insulares. También quiere fomentar la intermediación que realiza con el sector de la hostelería, al que venden vinos y quesos -entre otros productos-. Esto se enmarca dentro del proyecto estrella 'Crecer Juntos', que se recupera ahora y que busca aumentar la penetración de productos locales en la hostelería y el turismo.

Finalmente, Alonso valora el equipo con el que cuenta y que en la etapa del anterior consejero delegado de GMR, Pablo Zurita, sufrió muchas presiones por parte de éste. Se plantearon diversas demandas ante la Inspección de Trabajo por acoso laboral y de hecho GMR tuvo que pagar casi 10.000 euros por dos actas levantadas. Varias personas, considerados grandes profesionales, tuvieron que coger baja laboral al no poder soportar la situación.

Alonso indica que, tras llegar al cargo, ha puesto en marcha todas las medidas necesarias para que lo ocurrido no vuelva a suceder. «Se están poniendo todas las herramientas para que si vuelve a darse una situación así se actúe», manifiesta. La plantilla actual asciende a 260 personas. «GMR es su gente. Los directivos estamos de paso. Ellos siguen y son los que hacen esto posible», concluye Alonso.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios