El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. / José ramón ladra

Garamendi rompe a llorar ante los empresarios tras la polémica por los indultos

Los empresarios cierran filas en torno al presidente de la CEOE durante la Asamblea de la patronal

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

No ha sido una semana fácil para el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi. Sus polémicas declaraciones sobre los indultos, que se interpretaron como un apoyo explícito al proceso impulsado por el Gobierno de Pedro Sánchez, han sido duramente criticadas en los últimos días por determinados sectores de la sociedad y algunos partidos políticos como el PP. Y la tensión ha terminado por estallar en forma de lágrimas este miércoles en la Asamblea General celebrada por la organización.

A su llegada para inaugurar el evento, los miembros de la CEOE han recibido con un fuerte aplauso al máximo representante de la patronal, visiblemente emocionado durante su discurso tras haber roto a llorar. «Los que me conocéis sabéis que siempre he defendido el Estado de Derecho, de la unidad de España, del imperio de la Ley... es una injusticia», ha explicado ante el foro.

Garamendi ha querido dejar claro que «se ha cogido una parte de la entrevista que además no es literal», siguiendo con el discurso de los últimos días en el que ha defendido que la CEOE jamás se pronunciaría sobre este extremo. «O no me expliqué bien o se me entendió mal, pero en ningún caso dije que estaba apoyando los indultos», insistía ayer el presidente de la patronal.

En sus declaraciones durante una entrevista en RTVE, Garamendi indicó que si con los indultos «las cosas se normalizan, bienvenidos sean». Palabras que sentaron peor en determinados sectores, después de conocerse, además, que el Gobierno había condecorado horas antes al presidente de la CEOE con la Gran Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco. Pese a ello, y durante los cursos de verano de la Apie que se celebran en Santander, Garamendi dejó claro que «nadie nos ha comprado».

Cifras de la patronal

Además de demostrar su apoyo al presidente de la patronal, los miembros de la CEOE han aprobado este miércoles las cuentas de la organización, valorando su buena salud financiera con 7,3 millones de euros en fondos a cierre de 2020.

Los ingresos por cuotas y aportaciones a la CEOE alcanzaron los 12,1 millones de euros en 2020, ligeramente por debajo de lo presupuestado, pero un 4% por encima de 2019, mientras que los gastos totales se han reducido un 2% respecto a lo presupuestado.

En total, la CEOE registró un beneficio de 577.000 euros en 2020, un año marcado por la pandemia, así que la cifra que contrasta con los 9,1 millones de euros que obtuvo en 2019, aunque en aquel ejercicio se produjeron ingresos extraordinarios por la devolución de fondos de formación que dispararon las ganancias de la patronal. Sin contar con dichos fondos, el resultado de la CEOE en 2019 fue de 607.000 euros.