Tráfico en la carretera A-7

La subida del impuesto de matriculación se congela hasta finales de año

El PSOE rectifica y el Senado pacta su congelación hasta el 31 de diciembre sin carácter retroactivo

C. A. Madrid

La subida del impuesto de matriculación adoptada el 1 de enero de este año queda congelada. Sin embargo, no tendrá efectos retroactivos desde principios de 2021 y solo se aplicará de forma limitada hasta el el próximo 31 de diciembre.

Los grupos políticos de la oposición ya aprobaron en el Congreso una enmienda del PDeCAT contra la nueva Ley Antifraude por la que los coches mantendrán el mismo tramo impositivo que en 2020, independientemente de las emisiones de dióxido de carbono que generen respecto a la nueva normativa WLTP. Pero el PSOE y otros partidos se opusieron a la enmienda. Pues bien, este miércoles el Senado ha dado continuidad a la congelación con el apoyo del grupo socialista.

El paso atrás sorprende tras las duras críticas ante el intento de los partidos de la oposición de tumbar la medida. La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, llegó a calificar la propuesta del PdeCAT como «irresponsable». Finalmente, y tras un diálogo con ERC/Bildu y la Izquierda Confederal, la derogación será limitada, hasta finales de año.

Con esta decisión, los partidos atienden una de las reclamaciones de los últimos meses en el sector, que temía que tras el impacto de la pandemia, la subida del precio de los coches derivada de un incremento impositivo frenase la reactivación de su actividad.

¿Cómo quedan los tramos?

El problema que se plantea es que este impuesto está ligado a la cantidad de dióxido de carbono que homologa cada automóvil. Al cambiar la legislación y hacerla más estricta, los coches homologan una cifra mayor, por lo que saltan de tramo en la tasa y pagan más.

De este modo, a partir de que se apruebe la norma, previsto para los próximos días, y hasta final de año, los modelos de vehículos que emitan menos de 144 gramos de dióxido de carbono (CO2) por cada kilómetro recorrido, no pagarán el impuesto de matriculación. Actualmente, están exentos de esa tasas los que emiten menos de 120 gramos.

Así ocurrirá también con el resto de escalones. Por ejemplo, los que emiten entre 144 y 192 gramos de CO2 pagarán un 4,75%, frente a los coches que tenían que hacerlo hasta ahora, los que emitían entre 120 y 160 gramos. El último tramo, a pagar por aquellos vehículos que expulsen más de 240 gramos, sería del 14,75%. Ahora, pagan ese porcentaje los que emiten más de 200 gramos.

Desde las asociaciones del sector ya defendían que no acabar con este factor técnico en el cálculo habría implicado que apenas un 36% de las nuevas matriculaciones en 2021 se hubiesen librado del tributo.