Un operario trabaja en un laboratorio de una empresa alemana. / EFE

Los expertos auguran «inflación, recesión y pérdida de bienestar» en Alemania

La principal economía de la Unión Europea se contraerá en 2023 un 0,4%

JUAN CARLOS BARRENA

«Crisis energética: inflación, recesión, pérdida de bienestar» es el título del informe de otoño de los principales institutos de análisis económico de Alemania presentado este jueves en el que se anuncia que el PIB de la principal economía de la Unión Europea se contraerá en 2023 un 0,4% debido fundamentalmente a las consecuencias de la invasión de Ucrania por Rusia. La economía de Alemania se precipita debido a la crisis energética a una recesión coyuntural en el semestre de invierno y se contraerá seguidamente, escriben los expertos, quienes esperan para este año solo un crecimiento del PIB del 1,4% para retroceder el año próximo casi medio punto. Superada la recesión, los economistas esperan que la economía alemana vuelva a crecer en 2024 un 1,9%.

La fuerte subida del precio del gas eleva los costes energéticos «drásticamente» y conduce a un «masivo retroceso económico general de la capacidad de consumo», señalan en su argumentación los analistas del instituto RWI de Essen, el Ifo de Múnich, el IfW de Kiel y el IWH de Halle. La agudización de la situación en los mercados del gas suponen para Alemania una «pérdida permanente de bienestar. En el escenario de mayor riesgo, con una situación de escasez de gas, un duro invierno y la falta de ahorro en el consumo de gas, los expertos auguran incluso una contracción del PIB alemán en 2023 del 7,9%, mucho mayor que la registrada durante la crisis financiera desatada en 2007 y que en el primer año de la epidemia de coronavirus en 2020. Bajo esas circunstancias el PIB de Alemania volvería a contraerse en 2024 un 4,2%.

«Los elevados precios de la energía y los alimentos, que volverán a aumentar el año próximo, hacen que la capacidad adquisitiva retroceda claramente», advierte el jefe de estudios coyunturales del instituto RWI, Torsten Schmidt, quien subraya que «tanto los hogares de bajos ingresos como las empresas dependen de nuevas ayudas por parte de la política», si bien no aconseja que las subvenciones a las firmas se conviertan en permanentes. El informe de otoño vaticina además un aumento de la inflación en Alemania para 2023 hasta el 8,8%, frente al 8,4% calculado para este año. No será hasta 2024 cuando se retorne a la cota ideal del 2,0%, señalan los expertos.

Ya este septiembre los precios se han encarecido apreciablemente como muestran las cifras de algunos estados federados. La inflación se ha disparado este mes en Baviera hasta el 10,8%, en Brandeburgo hasta el 9,9% y en Baden-Württemberg hasta un 9,5%, debido a que, tras la supresión del billete único de 9 euros mensuales para el transporte público en todo el país y el fin de las subvenciones a los combustibles para vehículos, mercancías y servicios se han encarecido apreciablemente frente a las mismas fechas del año pasado. Por esa causa, no descartan que este otoño la inflación llegue a superar en alemana la cota del 10,0%. La asociación nacional alemana de comercio minorista HDE ha subrayado en ese sentido que el consumo privado retrocede claramente.

Los cuatro institutos habían calculado en su informe de la pasada primavera que la economía alemana registraría este año un crecimiento del 2,7% y del 3,1% en 2023. Las consecuencias de la guerra en Ucrania y sus efectos en los precios de la energía, las materias primas y los precios al consumo han hecho que los expertos corrigieran sus cálculos drásticamente. En ese sentido, esperan que el rendimiento económico de Alemania en 2022 y 2023 caiga en 160.000 millones de euros frente a las previsiones que anunciaron hace seis meses. Al grupo de institutos pertenece habitualmente el DIW de Berlín, que no ha participado en este informe, pero volverá a sumarse al grupo en 2023. El estudio que elaboran es la base para los pronósticos coyunturales del gobierno federal, que, a su vez, sirve para preparar los presupuestos públicos del país.