Borrar
Directo La última hora del incendio del edificio de Valencia
Luis Vadillo, director del Instituto BBVA de Pensiones, y Francisco Javier Torres, director de APD y socio fundador de Renta 4 en Canarias. C7
Los expertos apuestan por una reforma de las pensiones que incentive más el ahorro

Los expertos apuestan por una reforma de las pensiones que incentive más el ahorro

A la mayor parte de los nacidos en la generación de «baby boomers» les inquieta la pérdida de calidad de vida tras la jubilación

Miércoles, 22 de diciembre 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Al 70% de los españoles nacidos entre 1957 y 1977 -la denominada generación de los 'baby boomers'- les preocupa que tras la jubilación les quede una pensión insuficiente para vivir, según la última encuesta del Instituto BBVA de Pensiones. La reforma que está sobre la mesa de diálogo social se ha traducido ya en algunas medidas que buscan atenuar la incertidumbre, como la revalorización según el IPC que entrará en vigor el 1 de enero. Pero los expertos advierten que el planteamiento actual no basta para atajar los problemas de que arrastra el sistema y apuestan por fórmulas que garanticen la sostenibilidad y suficiencia de las pensiones, complementadas con mayores incentivos al ahorro privado.

«Quienes estamos en la franja de edad de los 'baby boomers' vamos a cobrar pensión, eso seguro, lo que no sabemos es de qué cuantía», señala Luis Vadillo, director del Instituto BBVA de Pensiones, con más dos décadas de experiencia en la industria financiera, «tenemos unos retos importantísimos y estamos en un momento crucial para afrontarlos con una reforma que aporte estabilidad», añade. El sistema de reparto viene de lejos lastrado por un serio desequilibrio, dado que las cotizaciones de los trabajadores en activo de las que se nutren están muy por debajo del montante de las pensiones que se pagan, a lo que se añade que en los próximos años se va a empezar a jubilar la generación más numerosa que ha habido en España, lo que supone un nuevo desafío para la sostenibilidad del modelo actual.

CAMBIOS EN EL MODELO

  • Ajuste Vadillo defiende un mecanismo automático que regule el equilibrio del sistema ante los cambios demográficos.

  • Máximo En 2022 baja a 1.500 euros el tope de aportación a los planes de pensiones, que ya estaba limitado a 2.000.

  • Encuesta Solo el 6% de los 'baby boomers' considera que cuenta con ahorros suficientes para asegurar su jubilación.

  • Previsión La mayoría de los trabajadores en activo desconoce cuánto aporta al sistema y a cuánto ascenderá su pensión.

«Hay que abordar la reforma del sistema por una doble vía, por un lado está el sistema público sobre el primer pilar que es la Seguridad Social», indica Vadillo, «pero también hay que mirar al segundo y tercer pilar, que son el ahorro de las empresas para sus trabajadores y el ahorro voluntario particular que podamos hacer cada uno de nosotros», añade. En esta línea, considera que la reforma de las pensiones debería ofrecer mayores incentivos para el ahorro privado de los ciudadanos, como forma de complementar la pensión pública que les corresponda y poder mantener un buen nivel de vida tras la jubilación, con una larga esperanza de vida aún por delante.

«Se debería fomentar más el ahorro para tener una buena salud financiera», señala, «nuestros padres y abuelos apartaban un poco cada mes para tiempos difíciles o para una finalidad concreta, pero ha habido un cambio de cultura y ahora estamos en una sociedad de consumo acelerado. La salud financiera debería ser tan importante como la sanitaria y el Estado tiene que favorecerla porque con la pensión y lo que ahorremos vamos a vivir mucho tiempo», añade.

Por su parte, Francisco Javier Torres, director de APD y socio fundador de Renta 4 en Canarias, también ve en el ahorro privado una vía complementaria importante para asegurar la calidad de vida durante la jubilación y considera que ha sido «una equivocación» la reforma para rebajar a 2.000 euros la aportación máxima anual a los planes de pensiones, aprobada este año. «El cambio en las aportaciones de los planes individuales no tiene mucho sentido, es un error que se debe subsanar», señala, «porque supone que en 15 o 20 años lo máximo que se podría ahorrar son 30.000 o 40.000 euros, y eso no da para mucho si tenemos en cuenta la esperanza de vida», añade.

Torres reconoce que un porcentaje muy elevado de las personas con planes de pensiones aportan menos de 2.000 euros al año, pero defiende que se mantengan los beneficios fiscales para cantidades mayores.

Consenso social, responsabilidad individual y másinformación y transparencia por parte del Estado

Una de las claves para garantizar un sistema de pensiones sostenible en el tiempo y con suficiencia económica, según la opinión de los especialistas, es que las reformas que se introduzcan se hagan con el máximo consenso de Gobierno y agentes sociales. «No basta con un acuerdo amplio, el consenso tiene que ser total para que salga una norma a largo plazo», señala el director de APD, Francisco Javier Torres, «y el modelo que se está utilizando ahora es de una vigencia muy corta, no es un proyecto que ataque la falta de sostenibilidad y suficiencia del sistema», advierte.

Torres lamenta la falta de comunicación por parte del Estado sobre el funcionamiento del sistema -no se informa a los ciudadanos sobre la pensión que van a recibir cuando se jubilen, pese al compromiso de hacerlo- y reclama más transparencia institucional, junto a una mayor responsabilidad individual a la hora de buscar información para preparar la jubilación. «La mayoría de la gente no sabe cómo funciona el sistema de reparto, ni cuánto aporta cuando está en una empresa a su pensión futura ni cuánto van a percibir», indica, «y ahí hay varios grados de responsabilidad, está la del Estado pero también la de los ciudadanos a la hora de exigir información sobre cómo funciona el sistema y los riesgos», añade.

Luis Vadillo, director del Instituto BBVA de Pensiones, considera también «fundamental» la responsabilidad individual ante la falta de información. «Existen simuladores de la Seguridad Social para ver la pensión pública estimada que vamos a tener y hay muchas herramientas de ahorro para complementarla», indica, «pero también hay responsabilidad del Estado, porque en 2011 ya se anunció que se iba a enviar una carta a los trabajadores con el cálculo de su pensión y nadie la ha recibido», añade.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios