AFP

Éxito en Alemania del abono único para el transporte público de 9 euros al mes

Más de 21 millones de ciudadanos compraron en junio el billete introducido para compensar la subida de los carburantes

JUAN CARLOS BARRENA

El abono mensual de 9 euros para todos los transportes públicos de Alemania, que permite viajar ilimitadamente por el país en todos los trenes de cercanías y compañías de transporte municipales, ya sea en metro, ferrocarriles urbanos, autobús o tranvía, se ha convertido en un éxito abrumador. Más de 21 millones de ciudadanos en este país compraron en junio el billete introducido por el gobierno federal para descargar al consumidor ante la fuerte subida de los combustibles. «Si se añaden los cerca de 10 millones de abonados que recibieron el ticket de manera automática, no solo se ha alcanzado el objetivo de vender de 30 millones de billetes mensuales, sino que se ha visto ligeramente superado», afirmó este jueves el presidente de la Federación Alemana de Compañías de Transporte (VDV), Ingo Wortmann, quien subrayó que estas cifras se limitan al mes de junio. El «regalo» del ejecutivo alemán funcionará también durante los meses de julio y agosto.

Un análisis realizado por el especialista en datos de tráfico TomTom subraya además que la iniciativa ha tenido consecuencias claras para la circulación de vehículos en centros urbanos. En 23 de las 26 ciudades estudiadas se redujeron apreciablemente los atascos en comparación con el tiempo anterior a la introducción del billete único. Los datos hacen presumir que «ese retroceso está directamente relacionado con la introducción del billete único de 9 euros», señalan los expertos en su análisis. «Quienes necesitan su vehículo para viajar de casa al trabajo y viceversa perdieron en junio menos tiempo que en mayo en casi todas las ciudades estudiadas», destaca el informe. Tras comentar que en los primeros días tras la introducción del ticket casi no se notaron efectos sobre el tráfico de vehículos, subrayan que «entre tanto se aprecia en casi todas las ciudades investigadas efectos positivos para el flujo de automóviles». Hamburgo y Wiesbaden son las ciudades donde los efectos fueron mayores.

Una encuesta realizada por el VDV revela que los ciudadanos de Alemania apostarán también en julio y agosto en la misma medida por el billete único de 9 euros, aunque reconocieron que lo complicado es controlar en que medida se hace uso de él a diario. Deutsche Bahn, la compañía germana de ferrocarriles que ha vendido una gran parte de esos abonos, señaló que ha registrado un incremento en el número de pasajeros de sus trenes regionales de hasta el 15% en junio en comparación con los niveles previos a la crisis del coronavirus. El billete único por 9 euros permite cruzar Alemania de punta a punta haciendo transbordos en transportes públicos municipales y regionales. Eso sí, para un viaje de Múnich a la costa Báltica, que en tren rápido puede durar 7 horas, se necesita al menos en doble de tiempo en transportes de cercanías. El billete permite incluso hacer viajes a otros países si se usan las líneas de cercanías transfronterizas, como las que conectan con las localidades austríacas de Salzburgo y Kufstein, la suiza de Basilea o la polaca de Swinoujscie.

Introducido por el gabinete del canciller federal, el socialdemócrata Olaf Scholz, dentro de un paquete de medidas para compensar a los consumidores de este país por la fuerte subida de los combustibles, el billete único de 9 euros tiene como fin promocionar también el uso de los transportes públicos, descargar el tráfico y contribuir a reducir las emisiones contaminantes para evitar el cambio climático. La iniciativa tendrá un coste para las arcas del estado de 2.500 millones de euros, que el ejecutivo federal se ha comprometido a asumir en su totalidad. El éxito del experimento del billete único por 9 euros pone, sin embargo, bajo presión a los políticos alemanes. No existen planes aún para cuando finalice la oferta el 31 de agosto. Los Verdes, que forman parte del tripartito gobernante en Berlín, quieren dar continuidad de alguna manera al proyecto. La Confederación de Asociaciones Alemanas de Consumidores proponen introducir un abono único mensual para toda Alemania por 29 euros y expertos como investigadores de tráfico y transporte de la Universidad Técnica de Dresde aconsejan no superar los 50 euros.