Este año será de «transición», de leve crecimiento y poco empleo

15/02/2020

La patronal estima que las islas crecerán este año un 1,2% -lejos de las alzas superiores al 3% de los años previos- y generará unos 11.300 empleos. La tasa de paro subirá ligeramente, al 19,18%

El año 2020 será un año «de transición» para la economía de Canarias. La disminución de los riesgos que amenazaban a la economía de las islas -como un brexit a las bravas o la guerra comercial entre EE UU y China- plantean un nuevo escenario que aleja la posibilidad de una recesión, que se veía posible hace unos meses, y mejora las perspectivas aunque de forma contenida.

Según el último análisis realizado por la CEOE de Tenerife sobre la situación de la economía canaria al cierre de 2019 y las previsiones para este año, la economía canaria crecerá en 2020 de forma reducida: un 1,2% y en consecuencia, su capacidad para generar empleo será reducida.

El crecimiento del PIB isleño, del 1,2%, será cuatro décimas inferior al de la economía española y se aleja mucho de los repuntes superiores al 3% que se registraron en los últimos años. En línea con este crecimiento, Canarias podrá crear unos 11.300 empleos. Pese al aumento de los puestos de trabajo, dado que se incrementará la población activa (se estima en un 1,7%, en línea con los años anteriores), la tasa de paro se elevará ligeramente hasta llegar al 19,18% (en 2019 cerró en un 18,8%, según datos de la EPA).

El contenido crecimiento previsto para la economía canaria por la patronal la lleva a exigir el establecimiento de políticas económicas de corte anticíclico que aporten estabilidad.

En este sentido, para la CEOE de Tenerife es necesario que haya actuaciones tanto desde el Gobierno de España como en el de Canarias. Respecto al Estado, reclamó estabilidad política para tomar decisiones de carácter estructural para evitar los impactos negativos que pudieran generar factores exógenos. «Hay grandes líneas programáticas pero no se tiene constancia de una determinación precisa para la aprobación de una Ley de Presupuestos Generales del Estado en un corto período de tiempo», se queja la CEOE de Tenerife, que preside José Carlos Francisco. La patronal demanda que el Gobierno dé a conocer la «expresión contable» de su política económica para que los agentes económicos y sociales puedan posicionarse y actuar. «Hay amenazas para la estabilidad y se demanda instituciones fuertes con determinación», se apunta en el informe de la CEOE.

Francisco apuntó a una contradicción entre el cuadro macroeconómico del Gobierno y sus políticas. Según explicó, da la impresión de que Hacienda y Economía prevén un crecimiento bajo y luego anuncian políticas para un ciclo expansivo, por lo que consideró de «esquizofrénico».

En el caso del Gobierno de Canarias la situación «no es diferente», según apunta la patronal.

El Gobierno no recaudará más con la subida del IGIC

En el ámbito de Canarias la patronal rechaza el incremento del IGIC, que ha elevado el tipo general del 6,5% al 7%; el de las entregas de energía (salvo para los hogares) del 0% al 3% y el de los servicios de telecomunicaciones del 3% al 7%, además del incrementado del 13,5% al 15%. La CEOE de Tenerife considera que el alza impositivo no se traducirá en un aumento de la recaudación, como pretende el Ejecutivo, debido al entorno de desaceleración. «Dependiendo de la elasticidad de la demanda no hay garantía de que la recaudación se recupere y más en un contexto de desaceleración económica», señala el informe.