M. Salgado

España ya ha recuperado casi todo el turismo extranjero perdido en la pandemia

Baleares, Canarias y Comunidad Valenciana serán los destinos con mayor volumen de visitantes en Semana Santa

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

El turismo es uno de los sectores que peor lo han pasado durante los dos años de pandemia. Las restricciones de movilidad afectaron profundamente a los vuelos, hoteles y destinos turísticos en un país como España donde casi el 14% de su PIB corresponde a esta actividad. Pero los datos indican que ya queda poco por recuperar los niveles prepandemia. Concretamente, las cifras ofrecidas este viernes por el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, apuntan a que España recuperará casi el 80% de los turistas extranjeros recibidos antes de la pandemia esta Semana Santa.

En abril de 2019 llegaron a nuestro país un total de 7,2 millones de viajeros, por lo que la previsión del Gobierno es que aterricen en España unos 5,7 millones este año, nada que ver con las poco más de 600.000 personas que lo hicieron el mismo mes del año pasado. «Hoy la incertidumbre no viene ya representada por la pandemia, sino por la guerra de Putin», reconoció Valdés en rueda de prensa. Y aunque todos los sectores se están viendo afectados, el secretario de Estado confía en la buena posición de España de cara a la Semana Santa, «siendo uno de los destinos mundiales que más ha recuperado la llegada de turistas internacionales».

Así, las previsiones del Gobierno y avaladas por los datos de la consultora FordwardKeys, apuntan a que la emisión de billetes aéreos con destino a España para Semana Santa se sitúa solo un 13% por debajo de los niveles prepandemia y quedándose en el top5 de los destinos mundiales más solicitados para estas fechas vacacionales.

Los mercados nórdicos lideran la demanda turística. Desde Dinamarca llegarán un 44% más de viajeros incluso que en 2019, seguido por Suecia (+39%). En tercer lugar, Colombia (+37%), Alemania (+26%), Reino Unido (+13%) y Chile (+8%). Pese a estos buenos datos, destaca el caso de Francia, desde donde se han registrado un 22% menos de reservas aéreas que en 2019, aunque el secretario de Estado lo atribuye a la cercanía de este país, lo que hará que muchos de ellos lleguen a España por carretera o tren esta Semana Santa.

Viajes de verano

Y todos estos turistas llegarán sobre todo a Baleares, que incluso crece un 14% respecto a las reservas prepandemia, seguido de Canarias (-3%), Comunidad Valenciana (-3%) y Andalucía (-8%). Es más, estos destinos no registrarán una buena evolución solo por los turistas internacionales, sino que los residentes también los elegirán para Semana Santa. Destaca el caso de Lanzarote, que ha aumentado un 78% sus reservas aéreas por parte de viajeros nacionales respecto a la misma semana de 2019, Fuerteventura (+49%) y Tenerife (+23%).

Estas buenas expectativas también se observan en Paradores, donde se espera que la ocupación de sus establecimientos superen incluso en un 10% a la registrada en abril de 2019. Para Semana Santa estiman una tasa de ocupación de sus hoteles del 88%, dos puntos por encima que antes de la pandemia.

De cara a la temporada de verano las previsiones turísticas también son positivas. Las reservas para julio y agosto ya son un 200% a las que había el año pasado por estas fechas, aunque siguen siendo un 30% inferiores a las de 2019. Sin embargo, José Antonio Gómez, jefe de Inteligencia de Mercado de FordwardKeys, apunta a que los turistas no reservan ahora con tanta antelación como antes por las incertidumbres asociadas a la pandemia y ahora a la guerra en Ucrania, por lo que confían en que las reservas vayan a más a medida que se acerque el verano. «La mayoría de turistas reserva ahora con 30 o 40 días de antelación como mucho», reveló Gómez.