El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro portugués, Antonio Costa. / R. C.

España y Portugal proponen limitar a 30 euros/MWh el gas ante Bruselas

La reforma incluye el precio más bajo entre los barajados, e implicaría un descenso de hasta el 35% en el recibo medio de un hogar con tarifa regulada

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

Fumata blanca. Y a la mayor brevedad posible. España y Portugal han acordado una propuesta conjunta ante la Comisión Europea para limitar el precio del gas en el mercado mayorista para rebajar el coste de la electricidad. Ambos Ejecutivos han fijado en 30 euros/MWh el precio máximo al que las centrales de ciclos combinados (las que utilizan gas para producir luz) podrán ofertar su energía en su mercado, el de la 'excepción ibérica' permitida por el último Consejo Europeo.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, apuntaba este jueves que «solo hemos hecho la propuesta del precio que consideramos más bajo». Ambos Ejecutivos han trabajado en un texto que barajaba varias opciones de precios limitados, pero a la vez que no distorsionara el mercado. Finalmente, el de los 30 euros es la referencia más parecida a los 20 euros/MWh en los que cotizaba hace un año antes de que comenzara la crisis de precios.

Ribera ha señalado que este documento «responde a las líneas maestras» con antelación, como introducir un sistema de doble casación: habrá un precio ajustado para el mercado ibérico (España y Portugal) y otro ordinario –como ocurre hasta ahora– para que las exportaciones de electricidad a los vecinos europeos «sean retribuidas al precio que correspondería en ausencia de un mecanismo de ajuste». Era el principal temor de vecinos como Alemania o Países Bajos, muy reacios a cualquier intervención energética.

La ministra ha insistido en la necesidad de aplicar este tope para que «el margen que queda de tecnologías mucho más baratas hasta el precio que ha sido retribuido el gas a primera instancia» se vea reducido, en referencia sobre todo a las renovables.

Al menos, hasta mayo

Para que los ciudadanos vean reducida su factura de la luz aún queda tiempo. «Yo pediría tranquilidad y paciencia», indicó Ribera. Bruselas analizará la propuesta «durante las tres o cuatro próximas semanas», según había anticipado Ribera. Una vez obtenido el aval, con las pertinentes recomendaciones de la UE, el Consejo de Ministros aprobará un decreto con la medida. Solo después el límite del gas comenzaría a aplicarse, y sería a lo largo de mayo cuando el coste de la luz también debería descender, en el mejor de los casos.

Con esta propuesta, el precio de la luz en el mercado diario (el denominado 'pool') podría descender hasta el entorno de los 100/MWh, según las estimaciones del mercado energético. Por comparar, para este viernes, ese coste se situará en el entorno de los 224 euros/MWh, más del doble; y la media de marzo, el mes más caro de la historia, ha ascendido hasta 283 euros/MWh.

Si el límite al gas provocara una caída en el precio eléctrico hasta el entorno de los 100 euros/MWh, la factura media de 100 euros de marzo para un consumidor acogido a la tarifa regulada (PVPC) descendería hasta un 35%. Esto es, unos 35 euros. Un hogar con una potencia instalada de 4,5kw y un consumo mensual de unos 330kwh habrá pagado en marzo unos 100 euros en el recibo, con el 'pool' por encima de los 250 euros/MWh. Esa misma situación, con un mercado a 100 euros/MWh, supondría una factura de unos 65 euros.