Trabajadores en una oficina. / Efe

Tres de cuatro empresas desconocen el nuevo plan de pensiones de empleo público

El 81% de los encuestados cree que los cambios fiscales introducidos en la reforma no supondrán un incentivo para el ahorro individual

J. M. CAMARERO Madrid

Tres de cada cuatro empresas españolas, en concreto el 74%, desconocen los nuevos planes de pensiones de empleo impulsados por el Gobierno como medida alternativa al ahorro de cara a la jubilación. Sin embargo, más de la mitad de las compañías manifiestan que esta ley contribuirá al desarrollo en nuestro país de la previsión social complementaria promovida por las empresas, según el VI estudio sobre la 'Situación de las pensiones en España', realizado por KPMG Abogados.

La gran mayoría de los encuestados, un 81%, cree que los cambios fiscales introducidos en la reforma no supondrán un incentivo para el ahorro individual. De hecho, no se han producido demasiados cambios con respecto a los últimos años. Hasta el momento solo el convenio colectivo del sector de la construcción, aprobado en el mes de julio de 2022, recoge la implantación de un plan de pensiones para las empresas del sector mientras que el convenio de la industria química contiene el compromiso de presentar un informe que analice la viabilidad de la creación de un plan de pensiones antes de fin de año.

En este sentido, el director responsable del área fiscal de Pensiones de KPMG Abogados, Álvaro Granado, asegura que «la transparencia en la información sobre el impacto que las medidas incorporadas en la reforma de la Seguridad Social tendrán en las futuras pensiones de jubilación va a ser clave para conseguir el crecimiento de los planes de pensiones promovidos por las empresas como complemento necesario a la Seguridad Social».

En la actualidad, el 28% de las compañías cuenta con un plan de previsión para sus empleados, un punto más respecto al año anterior, siendo el coste medio que asumen las empresas para destinar al plan de jubilación de sus empleados del 3,8% de la masa salarial, sobre todo en el financiero y el de la energía.