Tradición y sabor en cada bocado

24/02/2020

Trabel lleva toda una vida realizando cucuruchos de galleta para helados, a los que han sumado barquillos, turrón, fruta confitada, galletas, etc.

A finales de los años treinta se instalaron en Gran Canaria unas familias de Alicante, de apellido muy conocido en el sector de la heladería, como son la familia Verdú y la familia Beltra. Éstas empiezan a abrir heladerías en Las Palmas y establecen una sociedad para montar una pequeña fabrica de conos (cucuruchos) que surtiera a todas las heladerías. Ese es el nacimiento de Trabel, aunque todavía no se llamara así.

La primera industria estuvo en calle La Naval, luego se amplió y trasladó al Muelle de Las Palmas donde tenían una heladería y fabricaban algunos conos. Debido a la demanda y el buen funcionamiento del negocio decidieron trasladarse de nuevo y montaron la industria en la calle Díaz Casanova, siendo la primera industria que se montó en esa zona industrial de Las Torres.

En el año 1974, Isidro González Gil compra la fábrica y emprende un proyecto nuevo, lleno de ilusión y como reto personal, al dar el paso de su andadura profesional en solitario, sin socios, con 45 años y siete hijos que sacar adelante.

Tradición y sabor en cada bocado

Lleno de entusiasmo desarrolla y amplía el surtido de productos que se hacían en la industria. En pocos años su esfuerzo se ve recompensado con la necesidad de ampliar las instalaciones.

En el año 1982 se traslada una parte de la fábrica al sur de la isla a la zona de Ingenio, donde se construye una nave de 1.000 metros. La fábrica se divide en dos, se queda en Las Palmas la sección de galletas y en el sur la sección de conos para helado.

En los 90 se cierra la fábrica en Las Palmas y se construye en ese mismo verano una nave anexa a la existente para iniciar el traslado de toda la producción a dos naves adosadas. Desde esa fecha la capacidad productiva incrementa a medida que se incorpora nueva maquinaria y nuevos procesos productivos. Hasta hoy, Trabel no ha dejado de innovar y mejorar sus procesos.

Materia prima de calidad

Trabel trabaja con materias primas de primera calidad, cuidando de no añadir ni conservantes ni aditivos a sus productos. De hecho, Trabel ha quitado la grasa de palma de la mayoría de sus recetas. Ser un producto elaborado en las islas Canarias les permite tener siempre producto fresco, ya sea en los obradores o en los puntos de venta. Por último, otra de las grandes apuestas por el entorno desde Trabel es la utilización de envases 100% reciclables, en un claro compromiso por el cuidado del medio ambiente.

FICHA EMPRESA

NOMBRE

Productos Trabel SA

FECHA DE CREACIÓN Y SEDE:

Años 40. Ingenio

CIFRA DE EMPLEADOS:

Entre 16 y 27 trabajadores.

TELÉFONO

928 782 523

EMAIL

info@productostrabel.com

PÁGINA WEB

www.productostrabel.com