Nueva polémica de la compañía

Ryanair elimina la opción del 75% de descuento

06/08/2018

Tras ser aprobado y aplicado por las compañías aéreas sin ningún tipo de problemas, la irlandesa Ryanair ha eliminado esta bonficación de su página web, lo que supone no cumplir con la normativa vigente adoptada por el Gobierno de España.

ETIQUETAS:

La compañía irlandesa sigue dando que hablar, y de momento por nada bueno. Cuando el Consejo de Ministros aprobó la aplicación del 75% de descuento en los billetes aérea para los residentes en Canarias y Baleares, se ordenó ponerlo en práctica el pasado 16 de julio, medida que adoptaron todas las compañías aéreas a excepción de Ryanair, que lo retrasó un día justificando que «no tenía tiempo para aplicar los cambios técnicos». Aquel retraso tuvo como consecuencia que la Dirección General de Aviación Civil pidiera explicaciones a la compañía, y que desde el Gobierno de Canaria se considerara que la actitud de la aerolínea no «era de recibo», porque «conocía perfectamente los pasos que se iban a dar y la hoja de ruta».

Ryanair elimina la opción del 75% de descuento
El 75%, inexistente en la web de Ryanair

La asociación de Consumidores y Usuarios de las Islas Baleares (Consubal) ha denunciado que Ryanair está «tomando el pelo» a los residentes del archipiélago porque en su web no se puede aplicar el descuento del 75 % para viajar a la Península. Por ello, afirma que esta «nueva irregularidad de la compañía aérea ya es el colmo» y que las autoridades deben «tomar parte en el asunto y actuar de forma contundente contra una compañía que se burla continuamente de sus clientes y se salta la ley a la torera». Efectivamente, al acceder a la web de la compañía para intentar comprar un billete a Madrid desde Gran Canaria, podemos comprobar como al seleccionar los diferentes subsidios aplicables, tan solo aparece la opción del 50% de descuento, del 55% para familias numerosas, o el 60% para las familias numerosas residentes especial. El 75% no aparece por ningún lado.

Huelga de pilotos

Después de los parones efectuados a final julio por los tripulantes de cabina (TCP) en España, Bélgica, Italia y Portugal, que provocaron la cancelación de más de 600 vuelos durante dos días, los pilotos volverán a aumentar la presión sobre la compañía con una huelga de 24 horas programada para el 10 de agosto.