Borrar
Imagen aérea de las obras para el acondicionamiento de la Metroguagua en el parque Santa Catalina. ARCADIO SUÁREZ
Liderando los grandes retos de Canarias
Tribuna libre

Liderando los grandes retos de Canarias

La Administración, por sí misma, no es capaz de dar respuesta a toda la demanda que hay de vivienda. Por eso, confiamos en la importancia de que el sector privado sume esfuerzos

Pablo Rodríguez

Consejero de Obras Públicas, Vivienda y Movilidad del Gobierno de Canarias y secretario general de CC en Gran Canaria.

Sábado, 18 de mayo 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Desde el inicio de la legislatura, asumimos que el área de Obras Públicas, Vivienda y Movilidad estaba llamada a liderar la inversión en las islas. Una inversión que debería dar respuesta a los grandes retos que tiene el archipiélago, como puede ser el acceso a la vivienda o la mejora de las infraestructuras viarias; teniendo en cuenta que esta inversión no solamente se centraba en un presupuesto o recursos, sino que también comportaría empleo, mejora de la economía y, desde luego, del bienestar social de los canarios y las canarias.

La elevada demanda de viviendas, la reducida oferta de inmuebles, la importancia de establecer una estrategia de movilidad sostenible, a la par que se mejoran las infraestructuras existentes han obligado a este Ejecutivo a trazar una estrategia, sin precedentes, que establezca acciones que den respuesta a asuntos de primer orden para la vida de los canarios y canarias.

Cuando llegamos al Ejecutivo comprobamos que lo que se había hecho hasta ahora, en materia de vivienda, no era suficiente. Diez meses más tarde, contamos con un decreto ley de medidas urgentes que agiliza los procedimientos para hacer frente, de forma extraordinaria, a la gran demanda existente.

Una norma que aglutina más de treinta artículos destinados a incrementar la disponibilidad de suelo y la utilización de edificaciones inacabadas con destino a vivienda, y otros enfocados a la promoción e impulso de la construcción de inmuebles protegidos. Todos ellos pensados para mejorar la realidad de la vivienda en las islas a través de la colaboración con el resto de instituciones de ámbito local.

Sin embargo, lejos de quedarnos estancados en este hito, hemos querido continuar impulsando otras iniciativas llamadas a complementar, de forma simultánea, el decreto ley.

De esta forma, hemos dado un paso más allá, confiando en que nos encontramos en la senda correcta, y hemos incorporado a la hoja de ruta de la Consejería la colaboración público-privada.

La Administración, por sí misma, no es capaz de dar respuesta a toda la demanda que hay de vivienda. Por eso, confiamos en la importancia de que el sector privado sume esfuerzos y, para ello, hemos abierto, además, la posibilidad de las concesiones de derecho de superficie para incrementar la oferta de vivienda en el mercado y que esta sea puesta a disposición de la ciudadanía en régimen de alquiler asequible. Un mecanismo consolidado, que ofrece garantías, y que ya se ha puesto en práctica en otras comunidades como Cataluña, Madrid o Valencia.

Además, nos encontramos trabajando en un programa destinado a la captación de vivienda vacía que dé garantías a los propietarios, ya que, en Canarias, dos de cada diez inmuebles están desocupados.

En definitiva, estas tres grandes líneas de trabajo se suman al Plan de Choque del Instituto Canario de la Vivienda y al Plan 'La Palma 700', impulsados al inicio de esta legislatura, para dar respuesta a los más de 25.000 demandantes que existen en Canarias.

Un cambio de paradigma

En materia de obras públicas, hemos continuado con el desarrollo de los proyectos de infraestructuras viarias a través del Convenio de Carreteras, que supondrá una inversión de 1.470 millones de euros para Canarias hasta 2027.

En esta línea, recientemente, la Dirección General de Infraestructura Viaria ha logrado desatascar y dar continuidad a las obras del falso túnel de Pie de Bascos, en El Hierro. Con esta iniciativa, tenemos obras en ejecución en todas las islas del archipiélago, cumpliendo con nuestro compromiso de mejorar la conectividad por carretera.

Todos coincidimos en el diagnóstico: nuestro archipiélago es un territorio limitado con paisajes singulares, por lo que la solución a los problemas de movilidad en las islas ya no pasa por construir únicamente nuevas infraestructuras, sino por mejorar las que ya tenemos e innovar. Sin duda, otro gran reto para esta legislatura.

En este sentido, adquiere aún mayor relevancia la necesidad de combinar la ejecución de las infraestructuras viarias con políticas de planificación de la movilidad e impulso del transporte colectivo terrestre.

Por ello, hemos desarrollado la 'Estrategia de eficiencia energética y energías renovables en las infraestructuras viarias' de Canarias, con el objetivo de incorporar medidas de eficiencia energética y energías renovables a los proyectos que se desarrollan en esta materia y cuya construcción ha estado ligada, tradicionalmente, a un elevado impacto ambiental y consumo de energía no renovable.

A esta iniciativa se suma el desarrollo de un proyecto de ley de movilidad sostenible para Canarias para planificar y regular todas las medidas e iniciativas que se están desarrollando en esta materia, teniendo en cuenta los desplazamientos por tierra, mar y aire; la interconexión entre todos los modos de transporte y los elementos que les dan soporte, planificándolos a nivel autonómico, insular y municipal.

No está siendo una tarea fácil, pero estamos redoblando esfuerzos para avanzar hacia una Canarias más y mejor conectada y, para ello, es imprescindible contar con datos reales y actualizados. Creemos que la mejor fórmula pasa por crear un laboratorio que estudie la movilidad en las islas, como el presentado hace unas semanas por la Dirección General de Transportes, y que ayudará a determinar qué actuaciones son eficaces para mejorar la circulación en los núcleos urbanos y fomentar un efecto de cambio de paradigma, de concienciación y divulgación entre la ciudadanía y las empresas.

Somos conscientes de la preocupación de los canarios y canarias y confiamos en que estamos avanzando hacia la buena dirección, contando con la opinión de la sociedad y buscando el consenso y la colaboración entre administraciones.

Somos un territorio frágil y fraccionado, por lo que debemos unir fuerzas entre todos los agentes para mejorar y avanzar sobre los principales asuntos que condicionan la vida de los canarios y canarias, para que tengan más y mejores oportunidades y las administraciones puedan garantizarles el desarrollo de sus proyectos de vida.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios