Astillero sin actividad. / luis ángel gómez

Las insolvencias empresariales crecerán un 20% este año en España

El Consejo General de Economistas avisa del alto riesgo de que se produzca un número elevado de concursos este ejercicio y el próximo por el fin de la moratoria y el frenazo económico

Amparo Estrada
AMPARO ESTRADA Madrid

Las insolvencias empresariales crecerán en España un 20% este año (el doble de lo que se espera a nivel mundial) y un 11% en 2023, según las previsiones del Consejo General de Economistas. La economía española se encuentra con el desafío de gestionar un «parón en el crecimiento» y un aumento de los concursos de acreedores al tiempo que comienza el plazo para devolver los créditos avalados por el ICO:

El presidente del Consejo General de Economistas (CGE), Valentín Pich, señaló que los datos concursales de 2020, 2021 y 2022 «están condicionados por los efectos de la covid y de las medidas que se han venido aplicando», en concreto, la moratoria concursal que ha estado vigente hasta junio de 2022 «ha servido para contener el incremento concursal que se preveía». Tras el fin de la moratoria, las insolvencias declaradas tras el verano se han incrementado un 30%. En 2023, el número de concursos de acreedores seguirá creciendo, pero menos, porque ya entrarían en juego otras herramientas que prevé la Ley de reforma concursal como los planes de reestructuración para intentar reflotar empresas y evitar que terminen en liquidación.

Los economistas han presentado este lunes el Atlas Concursal 2022, elaborado por el Registro de Economistas Forenses (REFOR), órgano especializado en materia de insolvencias. El vicepresidente del REFOR, Miguel Romero, explicó que «en 2021 ha sido especialmente destacable el incremento en el número de concursos de autónomos, que casi se triplican». Este sector registra el mayor aumento para tratar de obtener la segunda oportunidad.

En 2021, según el Atlas, los concursos de empresas crecieron un 52% respecto al 2020 al pasar de 4.630 a 7.062; entre los autónomos, micropymes y pequeñas empresas, las insolvencias aumentaron un 44% (subieron de 4.034 en 2020 a 5.483 en 2021). Por sectores, donde más han crecido los concursos es en el comercio, servicios profesionales, hostelería, construcción, energía e industria.

No obstante, España es el segundo país de Europa con menor ratio concursal: solo 13 de cada 10.000 empresas presentan concurso de acreedores, cuando la media europea está en 47 por cada 10.000.

De 2018 a 2021 se ha multiplicado por 2,5 el número de concursos de personas físicas debido posiblemente, según el REFOR, a que han sido las más vulnerables a la crisis económica derivada de la pandemia y a que la sentencia del Supremo de 2 de julio de 2019 ha permitido una mayor exención del crédito público en segunda oportunidad.

En cuanto a la distribución territorial de los concursos, todas las comunidades autónomas presentaron incrementos de concursos en 2021 respecto de 2020 pese a la moratoria concursal de 2021, excepto La Rioja.

Las comunidades autónomas de Cataluña, Madrid, Valencia y Andalucía concentran con 5.234 concursos en 2021 casi el 74% del total de concursos de acreedores de empresas, 7.062. En concreto, Cataluña pasa de 1.253 concursos en 2020 a 2.446 en 2021, y la Comunidad de Madrid, de 859 en 2020 a 1.259 en 2021. Cataluña es claramente la comunidad que experimenta un mayor crecimiento en 2021. Comparando el número de empresas con el número de concurso de acreedores, el 0,21% de las empresas españolas acudió al concurso en 2021 (una de cada 476 empresas), en Cataluña esta ratio fue del 0,39%, la más elevada, seguida por Comunidad Valenciana (0,25%), País Vasco y Asturias (con el 0,24%) y Madrid (0,23%).

Economía sumergida

De acuerdo con el informe, persiste aunque disminuye la economía sumergida concursal: Los pagos del FOGASA (Fondo de Garantía Salarial) de enero a diciembre de 2021 aumentaron en torno al 14,31%, y la ratio que los compara con el número de concursos de acreedores (1,15) disminuyó un 14% con respecto a 2020; por lo que persiste -aunque disminuye- la economía sumergida concursal. La ratio de 1,15 mostraría que al menos debería haber un 15% más de concursos de acreedores, pues hay más pagos del FOGASA, que proceden de insolvencias, que concursos de acreedores. Esto indica que en España muchas empresas no acuden al concurso para solventar sus crisis financieras optando por el simple cierre y engrosando con ello la economía sumergida concursal.

Otro dato que han destacado desde el CGE es la tendencia ascendente de concursos exprés en el tercer trimestre 2022: Pasa del -1,5% en el primer trimestre, al 0% en el segundo y a crecer un 69% en el tercero, «lo que viene a indicar que la situación concursal no es positiva, ya que, al no tener masa, estas empresas van directamente a liquidación».

Según los economistas, en el caso de España, la tendencia es a un aumento de concursos de acreedores frente a otros países (Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Portugal) en los que han disminuido comparando 2021 con 2019. Entre otros factores, esto podría deberse, según el CGE, por un incremento de ayudas efectivas que ya han debido llegar a dichos países en 2021 y las moratorias correspondientes también en dichos países. Con todo, los economistas prevén un incremento de las insolvencias a lo largo de 2022 y 2023 en la mayoría de los países del mundo -entre ellos España- tras los niveles inusualmente bajos registrados durante la pandemia.