Avión de Air Europa, que pertenece al grupo Globalia. / R. C.

Iberia pagará 500 millones por Air Europa

La cifra es la mitad de la prevista en el acuerdo inicial de noviembre de 2019 y se abonará dentro de seis años. El cierre de la operación está pendiente de negociaciones con la SEPI, pero se espera que tenga lugar en la segunda mitad de 2021

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

IAG y Globalia han informado a través de un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que han modificado los términos de su acuerdo inicial para la integración de Air Europa en Iberia, que tuvo lugar el 4 de noviembre de 2019. Al final, los dos grupos han acordado que la cuantía a pagar por parte de Iberia por la adquisición de Air Europa se reducirá desde los 1.000 millones de euros hasta los 500 millones. Asimismo, el pago se aplazará seis años desde la fecha de cierre de la operación de adquisición.

Pero el comunicado también recoge que los términos de este nuevo acuerdo están condicionados a una negociación satisfactoria entre Iberia y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) en relación con las condiciones no financieras asociadas al apoyo económico que ha proporcionado la SEPI a Air Europa durante 2020.

En el caso en que se cumplan todas las condiciones del acuerdo y pueda llevarse adelante la adquisición, se espera que el cierre de la operación tenga lugar en la segunda mitad de 2021. Aunque la transacción continuaría estando pendiente de la aprobación de la Comisión Europea.

En la junta general de accionistas de IAG celebrada a principios del septiembre, su entonces presidente, Antonio Vázquez, si bien ratificaba el carácter estratégico de la compra de Air Europa, también anunciaba un proceso de renegociación abierto con Globalia sobre los términos del acuerdo para la compra, sobre todo en lo que al precio y a las condiciones financieras de la transacción se refería. La operación, dijo Vázquez, se tenía que adaptar a una «situación covid», la mayor crisis a la que se ha enfrentado el sector de las aerolíneas en la historia reciente.

La virulencia de la crisis, de hecho, tomaba forma en un rescate público del que tenía que hacer uso Air Europa, con la inyección de 475 millones de euros a través de un préstamo participativo de 240 millones y otro ordinario de 235 millones a devolver en seis años. Fue la primera inyección de capital público a través del fondo de apoyo a la solvencia puesto en marcha por el Gobierno y que está dotado con 10.000 millones de euros. Air Europa también recibió un préstamo de 140 millones con el aval del ICO. IAG, por su parte, amplió capital por 2.750 millones.

En el documento remitido a la CNMV, IAG reitera que sigue creyendo que «la adquisición continúa siendo estratégicamente importante para el futuro de IAG e Iberia» y, además, «posiciona al Grupo para beneficiarse de las oportunidades de crecimiento que se producirán con la recuperación de la industria frente al impacto sin precedentes de la crisis de covid-19». Asimismo, se enumeran los principales beneficios de la compra, que pasan por la mejora del posicionamiento del hub de IAG en Madrid, transformándolo en un verdadero rival frente a Amsterdam, Francfort y París Charles De Gaulle; la creación de nuevas oportunidades de crecimiento de la red; y beneficios para el cliente, al ofrecer más opciones de destinos y flexibilidad de horarios, así como acceso a un programa de fidelización más amplio.

Del mismo modo, IAG espera que la operación genere «sinergias significativas de costes e ingresos», que se esperan alcanzar en plenitud en 2026. El grupo estima que la operación tenga una contribución positiva a los resultados en el primer año completo después del cierre de la operación.

Con respecto al momento de la compra, asumiendo que la operación se complete en la segunda mitad de 2021, «IAG adquirirá Air Europa en un momento en que la recuperación de los viajes aéreos podría ser significativa con el despliegue de las vacunas covid-19 en todo el mundo».

«Formar parte de un gran grupo es la mejor garantía para superar los desafíos del mercado actual que también beneficiarán a Air Europa una vez se complete la transacción», afirmó Luis Gallego, consejero delegado de IAG, quien añadió: «Me complace que hayamos llegado a un acuerdo con Globalia para aplazar el pago hasta bien entrada la recuperación esperada en los viajes aéreos tras el final de la pandemia y cuando esperamos estar obteniendo sinergias significativas como resultado de la transacción».

Por su parte, Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia, valoró: «Esta transacción supone un gran esfuerzo de todos y es la mejor forma de recuperar el turismo, el transporte en España y el hub de Madrid».