Iberdrola aclara las cuentas de la luz al alcalde insumiso de Batres

La compañía recuerda al regidor que acumula una deuda de 50.000 euros en facturas eléctricas y que su tarifa contratada no se ve afectada por las subidas de los últimos meses

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

Después de que el alcalde de Batres (Madrid) anunciara su decisión de dejar de pagar las facturas del Ayuntamiento a Iberdrola por los elevados precios eléctricos de este verano, la compañía ha decidido aclarar al regidor las cuentas del consistorio con la energética recordándole que la tarifa contratada no se ve afectada por los precios de las últimas semanas; y recordándole que el municipio mantiene una deuda de 50.000 euros por impagos eléctricos.

En un comunicado, la compañía se muestra «sorprendida» por la propuesta de Víctor Manuel López, quien anunciaba este mismo martes que Batres (1.750 habitantes) dejará de abonar los recibos de la luz a las compañías eléctricas que le proveen para «defender los derechos de los vecinos» ante el «descomunal abuso» de estas empresas y ante la «inacción» del Gobierno y del resto de las administración por la subida escalonada de la factura de este suministro básico.

Por una parte, aclara que la tarifa eléctrica que tiene contratada el ayuntamiento «no está sujeta a la volatilidad diaria y su precio es tres veces menor que el que cotiza el mercado hoy». Batres tiene contratado el suministro eléctrico bajo las condiciones de un acuerdo marco firmado con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), en virtud del cual el precio es fijo no sujeto a la volatilidad diaria del mercado mayorista de electricidad. Iberdrola apunta que «las condiciones de este acuerdo marco permiten mantener como referencia un precio de electricidad mensual que es, al menos, tres veces menor que el precio al que cotiza hoy el mercado de electricidad».

Además, aprovecha para recordar al regidor que el municipio «mantiene una deuda con la compañía eléctrica de años anteriores -con un saldo actual de 50.000 euros- sin que por ello se haya visto interrumpido su servicio de luz».

El alcalde indicó en su comunicado que «estamos en una situación que no es sostenible. Y mientras la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, dice que es un problema de Europa, y la oposición del PP solo hecha más leña al fuego y crispa sin aportar soluciones. Por eso, si el Gobierno no hace nada tenemos que ser los ayuntamientos los que tomemos medidas», recordaba.