Canarias se adelantará una década: 100% descarbonizada en 2040

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Un territorio: Canarias. Y una fecha: 2040. Así se resume el informe 'Los Territorios No Peninsulares 100% descarbonizados en 2040: la vanguardia de la transición energética en España', en el que Endesa y Monitor Deloitte, apuestan por la descarbonización total del sistema energético canario para el año 2040. A pesar de que los objetivos europeos establecen de plazo hasta 2050 para eliminar las emisiones contaminantes en España, Canarias podría precisar una década menos para alcanzar esta meta.

Canarias puede liderar la transición ecológica e implantar un sistema energético completamente descarbonizado en 2040, una década por delante de los objetivos de reducción de emisiones fijados por la Unión Europea y por España para 2050. Esta es una de las principales conclusiones del estudio 'Los Territorios No Peninsulares 100% descarbonizados en 2040: la vanguardia de la transición energética en España', elaborado por Monitor Deloitte, en colaboración con Endesa.

Según afirma el director general de Endesa en Canarias, Pablo Casado, «cuando hablamos de descarbonización no nos referimos solo a la producción eléctrica, sino a descarbonizar el conjunto de la sociedad». A este respecto, aclara que «el sector eléctrico es responsable de en torno al 40% de las emisiones de CO2 en Canarias, mientras que el sector del transporte terrestre sumaría otro 40%, y el 20% restante correspondería a industrias, servicios y otros sectores». Por tanto, Casado afirma que «descarbonizando toda la producción eléctrica eliminaríamos sólo el 40% de las emisiones de CO2 en Canarias» por lo que es necesario actuar también sobre el transporte y otros sectores para cumplir con los objetivos de reducción de emisiones.

Para Alberto Amores, socio responsable de la práctica de Energía y Recursos Naturales de Monitor Deloitte, «descarbonizar los territorios no peninsulares en 2040, una década antes que en la península es viable, además de económicamente rentable, y permitiría adquirir una experiencia que podría ser aprovechada en el despliegue de nuevas tecnologías en el resto de España. La transición energética en estos territorios debe ser una prioridad para todas las Administraciones y agentes involucrados».

Islas Canarias, un sistema eléctrico descarbonizado

Un sistema eléctrico completamente descarbonizado en 2040 requeriría 10-11 GW [gigavatios] de generación renovable, 20-25 GWh [gigavatios hora] de capacidad de almacenamiento y respaldo estacional para 'mover' excedentes de producción a momentos del año en los que hagan falta.

Para alcanzar este mix ideal se debe combinar la generación renovable con almacenamiento, para recoger el exceso de energía renovable y utilizarla, posteriormente, en periodos de menor producción.

El desarrollo renovable debería basarse principalmente en la generación solar, al encajar mejor que la eólica con el almacenamiento, por su mayor estabilidad y predictibilidad. Por ello, el estudio propone un mix renovable -25% eólico, 75% solar-, que requiere menos almacenamiento para garantizar la seguridad de suministro y, por tanto requiere menor inversión.

Asimismo, también se debe impulsar la gestión de la demanda un 20-30% y su desplazamiento hacia horas de mayor producción solar renovable.

Por último, es imprescindible minimizar la ocupación del suelo. Para ello, se propone instalar menos capacidad renovable de lo que sería económicamente óptimo (compensado con mayor despliegue del almacenamiento, que ocupa menos espacio); impulsar el aprovechamiento del autoconsumo (hasta 2-3 GW); y explorar la opción de tecnologías de generación offshore. El sistema propuesto ocuparía el 1,9% del territorio de Canarias, o el 15% de la superficie agrícola sin cultivar.

La producción eléctrica supone el 40% de las emisiones de CO2 en Canarias por lo que también es necesario actuar en el resto de sectores

Este sistema descarbonizado que se plantea en el estudio necesitaría una inversión de 12-19 mil millones de euros hasta 2040 y tendría un coste de generación de 70-90 €/MWh, lo que supone una reducción del 40% con respecto a la actualidad.

A corto-medio plazo, se precisa instalar nueva capacidad renovable hasta alcanzar 250-275 MW de renovables en los próximos 5 años, lo que supone multiplicar por 5 el ritmo actual, ritmo que debería acelerarse progresivamente. Además, se necesitarían instalar 2,5 GWh de baterías e introducir los mecanismos de gestión de la demanda.

Por último, es preciso impulsar actuaciones en el parque térmico para garantizar la seguridad de suministro, facilitar la integración de renovables y minimizar las emisiones de GEI acumuladas.

Canarias y otros territorios no peninsulares

Además de Canarias, el informe analiza las características del resto de territorios no peninsulares (es decir, Baleares, Ceuta y Melilla) aportando un conjunto de soluciones para descarbonizar estas regiones. Asimismo, se destacan los importantes beneficios que este avance puede aportar para estos territorios en materia de inversión, generación de empleo, economía y de eficiencia energética, y para el resto de España, al convertirse en un banco de pruebas inmejorable.

Para alcanzar un sistema energético completamente descarbonizado, el estudio analiza las particularidades de los territorios no peninsulares y propone un conjunto de actuaciones en estos ámbitos: el transporte, los hogares, los servicios y la generación eléctrica.

El sector transporte es responsable del 40-50% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en los territorios no peninsulares. El transporte particular de pasajeros por carretera alcanza el 80-85% del consumo de energía final, por lo que su descarbonización es más prioritaria que en la península. El estudio propone un conjunto de medidas para su descarbonización, entre las que se incluye la electrificación de la flota antes de 2040, la renovación acelerada del parque de vehículos (en mucha mayor medida que en la Península) y el cambio modal a transporte público y medios no motorizados.

El vehículo eléctrico es ya una solución competitiva en las islas. En Canarias, el coste completo de un vehículo eléctrico (adquisición, combustible, mantenimiento, etc.) es un 25-30% inferior a la opción convencional y, en las Islas Baleares, un 10% inferior. Además, la autonomía actual es suficiente para estos territorios, pero es imprescindible desplegar la infraestructura de recarga necesaria.

«Cuando hablamos de descarbonización no nos referimos solo a la producción eléctrica, si no a descarbonizar el conjunto de la sociedad», afirma Pablo Casado, director general de Endesa en Canarias.

El sector residencial genera solo el 1-3% de las emisiones GEI directas en los territorios no peninsulares, debido a que los consumos más relevantes de una vivienda -calefacción y agua caliente- tienen menos incidencia por el tipo de clima. La descarbonización de este sector pasa por el despliegue de la bomba de calor para calefacción y agua caliente sanitaria.

Asimismo, el autoconsumo presenta mayores ventajas para el sistema en los territorios no peninsulares que en la península, por lo que debería impulsarse más su penetración.

El sector servicios es responsable del 2-4% de las emisiones GEI directas en los territorios no peninsulares. La sustitución de equipos térmicos de gas natural/producto petrolífero y de equipos eléctricos menos eficientes por bomba de calor debería ser la principal solución.

Por otra parte, si bien la electricidad no emite en uso final, actualmente la producción eléctrica es responsable de 40% de las emisiones en estos sistemas.

Una gran inversión para un cambio de modelo energético

El desarrollo de las actuaciones planteadas en el estudio requiere una inversión adicional en 2020-2040 de entre 18-22 mil millones de euros en las Islas Canarias, lo que se traduciría en beneficios relevantes para el Archipiélago:

• La dependencia energética actual del 90-95% pasaría a un 0-10% en Canarias.

• Ahorro de 35.000 millones de euros en importaciones energéticas.

• El desarrollo de renovables podría generar 30-60 mil empleos en Canarias de manera acumulada en 2020-2040.

• El coste medio de generación de electricidad disminuiría en un 30-40% en 2030 y un 40-60% en 2040, respecto al coste actual.

• El consumo de energía final se reduciría en un 35%, comparado con la actualidad, debido a la electrificación de la demanda y a las medidas de eficiencia energética.

• El incremento de eficiencia energética y la reducción del coste de la electricidad repercutirá directamente en el gasto energético de las familias, que disminuirá un 30-40% en 2030 con respecto a la actualidad y un 60-72% en 2040.

• Los territorios se pueden convertir en banco de pruebas ideales para el desarrollo de nuevas tecnologías necesarias de almacenamiento de energía o el hidrógeno.

• Se descarbonizaría completamente el modelo energético, y entre un 80-85% de las actuaciones supondrían un ahorro de costes frente a las soluciones actuales, estando las tecnologías disponibles.

Políticas energéticas recomendadas

El estudio de Monitor Deloitte establece un conjunto de recomendaciones en materia de políticas energéticas para descarbonizar los territorios no peninsulares en 2040, que se estructuran en 5 grandes bloques:

• Establecer un Marco General de Planificación.

• Descarbonizar la demanda final.

• Renovables, almacenamiento y seguridad de suministro.

• Territorios no peninsulares como banco de pruebas.

• Generar actividad económica y empleo.