Efe

Inditex gana un 70% menos pero dispara las ventas online

La multinacional pierde un 28% de las ventas por las restricciones y anuncia que cerrará 400 tiendas este año por el plan de «reabsorciones»

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

En el año más complicado que recuerdan los comercios por el cierre de tiendas, las restricciones de aforo y movilidad y la caída de la demanda, Inditex ha registrado un beneficio neto de 1.106 millones de euros (su año fiscal comprende del 1 de febrero de 2020 al 31 de enero de 2021), según las cuentas presentadas este miércoles a la CNMV. Pese a la alta cifra, supone un 70% menos respecto al ejercicio anterior como consecuencia del impacto del coronavirus en todos los mercados donde opera.

Las ventas se situaron en 20.402 millones de euros, por lo que su caída se limita al 28% a pesar de que todas sus tiendas han estado cerradas o con horarios y aforos restringidos por la pandemia. De hecho, a 31 de enero aún tenía el 30% de sus tiendas físicas totalmente cerradas por la incidencia de la tercera ola en España y el resto del mundo y a día de hoy solo el 18% operan con total normalidad, aseguró el presidente de Inditex, Pablo Isla, en rueda de prensa. Por tanto, el impulso que ha evitado una mayor debacle fue su plataforma online, donde se han disparado las ventas un 77%, alcanzando los 6.612 millones de euros e incluso con picos de crecimiento por encima del 100% durante el año.

Las visitas a la tienda online crecieron un 50% hasta los 5.300 millones. El presidente destacó la importancia que ha tenido la estrategia de «transformación digital» del grupo que se puso en marcha en 2012 a través de la «plataforma integrada de tiendas y online». De esta forma han podido «resistir» en un entorno «muy complejo». El mes pasado el 21% del total de sus tiendas estaban cerradas y las ventas cayeron un 15%, pero la situación ha ido mejorando y en los primeros días de marzo continúan con el 15% de las tiendas cerradas por las restricciones pero las ventas solo caen un 4%. El presidente confía en que a partir del 12 de abril el 100% de sus tiendas vuelvan a estar abiertas de acuerdo con los calendarios de reapertura de los distintos países, una situación que no tenían desde el pasado mes de octubre.

Las ventas en España representaron el 14,6% del total, un punto menos que el año anterior, mientras que Europa sin España supone el 48,7%; Asia y resto del mundo, el 23,2%; y América, el 13,5%. Las compras online ya suponen el 32% del total, cuando el objetivo de la compañía era llegar al 25% en 2020.

Inditex ha recibido más de 46 millones de pedidos online durante el año pasado. Suman 5.300 millones de visitas a sus webs, es decir, 15 millones de personas pasan por su web o 'app' cada día para comprar por internet o para ver prendas que más tarde adquirirán en la tienda física. Isla destacó que 132 millones de personas tienen descargada una de las 'apps' de sus marcas en su móvil, clientes «muy fidelizados» a los que comparó con los suscriptores de plataformas como Netflix.

1.000 tiendas menos

La compañía cerró el ejercicio con 6.829 tiendas en todo el mundo, lo que supone 640 menos que en 2019. Ello se corresponde con su plan de transformación digital a través de la «absorción de 751 establecimientos más pequeños y antiguos», asegura la empresa. Así, el año pasado abrió 111 tiendas en 29 países e incorporó 25 mercados al canal online.

Isla aseguró en rueda de prensa que este proceso va en línea con el anuncio que se hizo el pasado junio referente a la «optimización» de su red de tiendas, que incluye la absorción de entre 1.000 y 1.200 establecimientos entre 2020 y 2021. «A veces una apertura implica uno o dos cierres», explicó. Este plan culminará a finales de este año con la absorción de unas 400 tiendas en todo el mundo.

A nivel de plantilla, Inditex cuenta con 176.611 empleados en todo el mundo, los mismos que antes de la pandemia. En este sentido, Isla confirmó que la compañía no ha podido contratar equipos de refuerzo para campañas específicas durante el año pasado, como las rebajas o las navidades, pero han mantenido a toda su plantilla fija. «En España a principio del ejercicio teníamos 36.600 empleados fijos y hemos terminado con los mismos», remarcó. Isla confesó que las restricciones por la pandemia y la llegada de 65 millones menos de turistas extranjeros a España durante 2020 ha sido el detonante para que la contratación temporal habitual de la empresa no se haya producido este año.

Dobla el dividendo a accionistas

En retribución a los accionistas, el consejo de administración ha propuesto un dividendo de 0,7 euros por acción, 0,22 euros en concepto de dividendo ordinario y 0,48 en extraordinario, por lo que recupera su política de dividendos, con un 60% de 'payout' ordinario y pagos extraordinarios. Esta nueva propuesta supone duplicar el pago realizado en noviembre del año pasado. Este abono de dividendo se realizará en dos pagos iguales, según comenta la compañía, distribuyéndose 0,35 euros por acción el 3 de mayo y otros 0,35 euros por acción el 2 de noviembre.

El grupo Inditex presentó una contribución fiscal total de 4.689 millones de euros. Y la tasa efectiva del Impuesto de Sociedades global fue del 21,2%, en línea con ejercicios anteriores. En cuanto a la inversión hasta 2022, la empresa tiene previsto destinar unos 900 millones de euros al año, más que los 713 millones que invirtió el año pasado, pero menos que los 1.200 millones de 2019. La mayor parte del plan de inversiones estará destinada a la digitalización, ya que esperan que la venta online siga creciendo en tasas muy elevadas los próximos años.

Pablo Isla, presidente de Inditex. / Efe

Pablo Isla cobró 5,9 millones, un 5% menos

El presidente de Inditex, Pablo Isla, percibió una retribución total de 5,885 millones de euros en el ejercicio 2020, cifra un 5,2% inferior a la de 2019, según ha remitido a la CNMV. 3,25 en concepto de sueldo, 100.000 euros como remuneración fija y 2,5 millones de variable, todo en metálico. La diferencia con 2019 se debe a que entonces añadió otros 643.000 euros a través de acciones, algo que en 2020 no realizó.

Su fundador, Amancio Ortega, recibió un total de 100.000 euros por su pertenencia al consejo de administración de la compañía, la misma cantidad que en el ejercicio anterior. Y el consejero delegado Carlos Crespo sí incrementó su sueldo hasta los 2,77 millones al ser el primer ejercicio completo al mando del grupo, frente a los 1,3 millones de 2019.

El consejo de administración del grupo gallego percibió un total de 10,93 millones de euros en 2020, lo que supone un incremento del 15,6% respecto al ejercicio anterior, cuando se embolsó 9,45 millones de euros.