La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. / Efe

Aprobados los primeros 5.000 millones para créditos ICO tras el impacto de la guerra

El primer tramo de esta nueva línea para empresas y autónomos avalará hasta el 80% de préstamos de hasta 400.000 euros con un plazo de financiación de 10 años

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

Los autónomos y empresas que hayan visto sus cuentas más impactadas por las consecuencias de la guerra en Ucrania podrán pedir créditos que estarán avalados por el Instituto de Crédito Oficinal (ICO) y hacer frente a su falta de liquidez por la subida de costes energéticos o de las materias primas. Este martes el Consejo de Ministros dio luz verde a un primer tramo de 5.000 millones de euros de una nueva línea de avales, según anunció la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez.

La nueva línea de avales, que ya se utilizaron para compensar los efectos de la pandemia, está dotada con un importe máximo de 10.000 millones, aunque por ahora se han aprobado solo los primeros 5.000. Desde el Ministerio de Asuntos Económicos detallan que para los créditos de hasta 400.000 euros, la garantía que cubre el aval es de hasta el 80% del importe, con un plazo de financiación de hasta 10 años. En préstamos de más de 400.000 euros, se garantiza el 80% de financiación para autónomos y pymes, y el 70% al resto de empresas, con un plazo de financiación de hasta 8 años.

Todos los solicitantes tendrán derecho a una carencia inicial de doce meses, concretó Rodríguez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, y las entidades financieras deberán aplicar «los mejores usos y prácticas bancarias en beneficio de sus clientes» y no podrán condicionar la aprobación de los préstamos a la contratación de ningún otro servicio o producto, explican desde Economía. Además, deberán mantener abiertas las líneas de efectivo de sus clientes hasta el 31 de diciembre de 2022.

Con la línea de avales ICO puestos en marcha en la pandemia se financiaron casi 750.000 empresas, en su mayoría pymes y autónomos, y se llegaron a movilizar 140.000 millones de euros para aliviar el impacto de la crisis en los sectores más afectados, como el transporte, el consumo, el comercio y el sector textil. Donde más empresas han solicitado estos avales es en Madrid, Andalucía y Cataluña.

Los avales se destinarán a garantizar nuevas operaciones de financiación concedidas por los bancos y podrán solicitarlos hasta el 1 de diciembre de 2022 los autónomos y empresas que no se encuentren en situación de morosidad ni en procedimiento concursal a la fecha de firma de la operación, ni estén sujetos a sanciones por parte de la Unión Europea, ni tengan en el momento de solicitud del aval ningún proceso de ejecución de avales gestionados por el ICO.