«El agua y la biodiversidad juegan un papel clave para el turismo sostenible»

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

De acuerdo con el reporte 'La Economía de los Ecosistemas y la Biodiversidad' de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las empresas pierden entre 2.5 y 4 trillones debido a la disminución de la biodiversidad. Con motivo del Día Mundial del Turismo, abordamos este tema junto a Rafael Herrera, responsable de Desarrollo Sostenible de Canaragua.

–Los modelos que hasta ahora han imperado en la gestión y protección del medio natural han dejado tradicionalmente atrás la participación empresarial, pero actualmente, y ante las dificultades administrativas, económicas, etc. para gestionar el gran patrimonio natural que hay en nuestro archipiélago, la participación empresarial se considera tan necesario como fundamental. ¿Están llamadas todas las empresas a formar parte de ese binomio turismo y desarrollo sostenible?

–La protección de la biodiversidad es parte consustancial a cualquier actividad que tenga el calificativo de sostenible. Entre otras cosas, porque la naturaleza nos presta los llamados «servicios ecosistémicos», que son los beneficios que los ecosistemas aportan a la sociedad y que podrían incluso cuantificarse económicamente. Parte de estos servicios se engloban en los llamados «servicios ecosistémicos culturales»; se trata de aquellos relacionados con el tiempo libre, el ocio o, en general, la cultura. Es decir, son precisamente los que explotamos como recurso turístico. Desde este punto de vista, la biodiversidad es un elemento clave para la calidad y resiliencia de los ecosistemas, que a su vez nos prestan servicios ecosistémicos culturales fundamentales para un destino turístico sostenible.

–En los últimos años el turismo sostenible parece ser la clave para el desarrollo y el futuro de las islas y se están realizando esfuerzos desde todos los ámbitos para su promoción. ¿Cómo participa una empresa del sector del agua como Canaragua en este modelo?

–No solo Canaragua como empresa, todos los seres humanos formamos parte de una red vital y dependemos de la riqueza y diversidad biológica. Por eso, proteger la biodiversidad es un tema de interés para unos y otros, ya que son los recursos naturales la base de todas las industrias y la pérdida de esta supone una amenaza para los suministros alimentarios, farmacéuticos, energéticos y por supuesto, el turismo. En términos generales, la protección del turismo es esencial para promover la inclusión social, el empleo y la reducción de la pobreza, entre otros. El turismo protege también los valores culturales, la diversidad y sensibiliza respecto al valor del patrimonio. Es importante la promoción del turismo sostenible porque así se ayudaría a conseguir un uso eficiente de los recursos, como el hídrico en nuestro caso, la protección ambiental y la lucha contra el cambio climático.

–La incorporación de la biodiversidad en todos los ámbitos de la sociedad para que las personas tengan conciencia del valor de la diversidad biológica y de los pasos que pueden seguir para su conservación y utilización sostenible es un tema que el sector privado está trabajando cada vez más ¿Qué acciones concretas está llevando a cabo Canaragua en este ámbito??

–Canaragua está comprometida con el medio ambiente y el desarrollo sostenible, y por eso creemos en la implicación de todos para poder ir más allá de nuestra gestión y contribuir a un mundo mejor. Como ya hemos comentado, la pérdida de biodiversidad es una problemática de creciente importancia, tanto en términos sociales como económicos.

Las instalaciones que gestionamos albergan una gran biodiversidad y podemos colaborar de forma consciente a ello. Por ello contamos con un programa de voluntariado corporativo llamado BiObserva que nos permite conocer el valor natural que rodea nuestras instalaciones y contribuir a su mejora. Los datos recogidos en BiObserva, se utilizan de base de estudios científicos sobre el estado de las poblaciones de aves y los efectos del cambio climático, entre otros.

Esto nos ha llevado a desarrollar y aplicar una metodología propia para realizar en todas las instalaciones que se encuentren dentro o muy cercanas a en espacios naturales protegidos, un diagnóstico de biodiversidad y un plan de acción para lograr un impacto positivo en el entorno.

Pero entre todas las iniciativas destacaría el programa STOP, que se focaliza sobre la importancia del control de las especies exóticas invasoras. En el que participan unas treinta personas repartidas por todo el territorio, a las que además hemos dotado de herramientas y seguimiento para que identifiquen las exóticas de nuestras instalaciones y elaboren planes de erradicación y control. Este proyecto, además, se presentó en el VII Congreso Mundial de la Naturaleza: BiObserva celebrado este año en Marsella.

–Biodiversidad, agua, turismo sostenible, economía circular...son términos que hoy en día van de la mano del desarrollo y el crecimiento. En estos términos, ¿cuáles son los retos a los que se enfrentan en los próximos meses?

-En Canaragua hemos puesto en marcha un proyecto para eliminar el uso de fitosanitarios en todas nuestras instalaciones. La UE define la infraestructura verde como una red estratégicamente planificada de zonas naturales y seminaturales de alta calidad con otros elementos medioambientales, diseñada y gestionada para proporcionar un amplio abanico de servicios ecosistémicos y proteger la biodiversidad, tanto de los asentamientos rurales como urbanos.

Como empresa estamos tratando de convertir espacios antropizados (zona agrícolas, parques,...) e infraestructuras (por ejemplo, depuradoras) en conectores ecológicos que favorezcan la biodiversidad.

Actualmente hemos aprobado un plan de acción para la EDAR Cercados de Espino, una depuradora del Municipio de San Bartolomé de Tirajana y gestionada por Canaragua que se ubica en el interior del Lugar de Importancia Comunitaria Macizo de Tauro II, un espacio protegido que hace indispensable poner el foco en el compromiso de conservar la biodiversidad, reforzando así el posicionamiento en Desarrollo Sostenible de Canaragua. Este compromiso supone un cambio cultural importante a todos los niveles de organización y aportará valores innovadores en la integración de la sostenibilidad en las actividades cotidianas en nuestras instalaciones.