Aeropuerto de Gran Canaria. / Aena

Aena propone una inversión de 2.250 millones entre 2022 y 2026

El gestor prevé que el tráfico de pasajeros no recuperará niveles previos a la crisis hasta bien entrado 2026.

CLARA ALBA Madrid

Contención de inversiones y de tarifas. Tras el año de la pandemia, Aena ha presentado el plan definitivo para invertir 2.250 millones de euros entre 2022 y 2025, en el que será su segundo documento de regulación aeroportuaria ( DORA).

El 'papel' es el principal proyecto de planificación del gestor aeroportuario y sus cálculos se han basado bajo unos escenarios de tráfico de pasajeros moderados por el efecto de la pandemia y por otros factores como la liberalización del ferrocarril.

Tras un desplome del 70% en el tráfico aéreo el pasado año, Aena retrasa la recuperación de pasajeros a niveles previos a la crisis hasta bien entrado 2026, cuando se alcanzará una cifra de unos 279 millones. A cierre de 2019, el dato de pasajeros fue de 274 millones.

Bajo este escenario de prudencia, el gestor de los aeropuertos españoles plantea ahora esa inversión de 2.250 millones de euros, por debajo de lo estimado en un principio pero que, aun así, supone un ritmo de 450 millones de euros anuales de media. Eso sí. La crisis ha provocado que Aena también retrase sus planes de ampliación de los aeropuertos de Madrid y Barcelona, cada uno con una inversión prevista de algo más de 1.000 millones, al final de 2026.

Hay que tener en cuenta que este plan valora solo las inversiones reguladas. Pero fuentes de Aena informan de que habrá otros 250 millones más asociados a estas inversiones que se rentabilizarán por la vía de los ingresos comerciales. Es decir, la inversión total (regulada y no regulada) ascenderá a 2.500 millones de euros si todo sale según lo previsto.

De las inversiones reguladas, la mayoría se dedicará a mantenimiento del servicio, casi un 26% del total. El equipamiento de control se llevará un 17%, seguridad operacional un 14%, frente a un 7,64% a TIC y al 12% a sostenibilidad. Dentro de este último punto destaca el plan fotovoltaico para que Aena pueda generar el cien por cien de la energía que se consumirá en los aeropuertos para 2026.

Tarifas

El plan de Aena también establece una estimación de las tarifas con las que el grupo planea recuperar esa inversión. En concreto, al cierre del plan, las tarifas aeroportuarias habrán aumentado un 5%, al pasar de 9,94 euros de ingreso máximo por pasajero establecido en 2022 a los 10,43 euros fijados para 2026. Aun así, desde el regulador explican que las tarifas tendrán que ajustarse año a año, incrementándose o reduciéndose en función de diversos criterios, como los costes sanitarios derivados de la pandemia.

Aena cifra estos costes en unos 35 céntimos por pasajero, que prevé trasladar a la tarifa del próximo año (2022). No lo hará si logra una subvención para compensar esos costes extraordinarios que la compañía ha asumido por el impacto de la pandemia.

Fuentes de Aena indican que se acogen al artículo 27 de la ley 18/2014 para solicitar a Aviación Civil esa compensación, que la compañía no ha cifrado y que tendría que llegar a partir de 2027, en el Dora 3.