Los ocupados en el turismo se mantienen en máximos históricos

18/04/2019

Canarias supera los 152.000 afiliados en la hostelería y las agencias de viaje en marzo, 1.500 más que hace un año. La capacidad del turismo de generar empleo en el archipiélago se agota

ETIQUETAS:

La capacidad del turismo de generar empleo comienza a lanzar señales evidentes de agotamiento en Canarias tras años de crecimiento que han contribuido a afianzar el proceso de recuperación de la economía isleña. El retroceso de la demanda vacacional en el archipiélago –las pernoctaciones en el destino han caído por encima del 5% este año– no ha impedido que los ocupados en la hostelería, y las agencias de viaje que operan en esta comunidad aumentaran en marzo 1% respecto al mismo mes del pasado año, hasta contabilizarse 152.095 afiliados a la Seguridad Social, según los datos publicados ayer por Turespaña, dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Se trata de la mayor cifra de trabajadores registradas en este mes del año en la serie histórica que el organismo público estatal inició en 1999.

Eso sí, este avance del 1% interanual del empleo turístico es el más reducido de los registrados desde marzo de 2013 en el territorio canario.

En febrero de este mismo año, sin ir más lejos, los ocupados en el turismo habían crecido un 1,4% en términos interanuales, una décima por debajo del 1,3% de aumento que se constató en enero.

Pero tiene mérito que en el tercer mes del año se contabilizaran 1.501 cotizantes más en estas actividades turísticas que en marzo de 2018, teniendo en cuenta que el pasado año, la mayor parte de la Semana Santa cayó en este mes.

Del total de ocupados en el sector turístico canario en marzo, 134.755 eran asalariados, lo que supuso un incremento de un 0,9% respecto al mismo periodo de 2018; y otros 17.340, autónomos, lo que también representó una subida del 1,6%.

Se resiste así a perder capital humano un sector, el turístico, que sufre desde finales de 2018 una progresiva caída de la facturación como consecuencia directa del descenso de los visitantes y de las pernoctaciones, en un proceso de involución que amenaza con acentuarse en este 2019.

Los cotizantes en la hostelería y las agencias de viaje no han dejado de crecer en las islas desde junio de 2010, con la única excepción de dos caídas registradas en 2012.