Bruselas anuncia un fondo para frenar la sangría de despidos por el coronavirus

01/04/2020

Se orienta a ayudar a España e Italia y estaría dotado con unos 100.000 millones de euros que garantizaría solidariamente la UE.

ETIQUETAS:

La Comisión Europea adoptará este jueves formalmente un instrumento de reaseguro orientado a la protección del empleo durante la crisis del coronavirus y que beneficiaría especialmente a España e Italia, los dos países más severamente castigados por la pandemia. «Salvará millones de empleos durante la crisis y nos va a permitir relanzar más rápidamente el motor económico europeo cuando esta pase», ha asegurado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a través de su cuenta oficial de Twitter.

¿En que consiste esta herramienta? Pues a falta de que se concreten este jueves los detalles, buscaría compensar la pérdida de trabajo en las empresas y la consiguiente caída de ingresos de los empleados por las reducciones de jornada o el paro temporal. Sería una especie de refuerzo a los subsidios de desempleo nacionales. Con las garantías solidarias del conjunto de socios de la UE se accedería a los mercados para obtener financiación en condiciones más favorables y eso permitiría crear un colchón que, paralelamente, paliaría parte del endeudamiento que muchos socios habrán de enfrentar (y están enfrentando) por culpa del coronavirus.

La nueva bolsa de desempleo paneuropea, que llevará la denominación de ‘Sure’ tendría una dotación que rondaría los 100.000 millones de euros, según el Financial Times, aunque el Ejecutivo de Bruselas no ha confirmado aún si esa va a ser su cuantía de referencia. Lo que sí remarcó la alemana es que «funcionará como un subsidio público para mantener el empleo».

Y lo hizo, además, con referencias continuas a Italia o España en un video colgado en la red social. «Las regiones alrededor de Milán y Madrid son pilares importantes de la economía europea. Miles de empresas sólidas están teniendo dificultades a causa de la crisis actual. Necesitan nuestra ayuda para salir adelante. Y esto se hará gracias a la solidaridad de otros Estados miembros», refería la titular del Ejecutivo comunitario» que considera la herramienta (que ya funciona en Alemania) como un ejemplo de que «hemos aprendido las lecciones de la crisis financiera de 2008».

La propuesta pasará a ser analizada por los ministros de Economía y Finanzas de la UE el próximo martes. Una reunión crucial de la que deberían salir mecanismos de política fiscal coordinada que sirvan de ayuda para combatir los efectos de la pandemia. Alternativas, en definitiva, a esa mutualización de riesgos en las subastas de los mercados que ha abierto una gran grieta entre el norte y el sur. A los coronabonos.