El sector inmobiliario crea dos de cada diez nuevos autónomos

El resurgir de la actividad, sobre todo del alquiler, ofrece una oportunidad laboral a los canarios. Abril se cerró con un total de 3.363 altas. La caída del consumo destruye empleo en el comercio

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ

El tirón del mercado inmobiliario de Canarias, sobre todo en el sector del alquiler, ha abierto una vía laboral para los canarios. Algunos son contratados como asalariados pero otros muchos, la mayoría, se dan de alta como autónomos. La figura del agente inmobiliario, la persona que intermedia entre el propietario y el comprador, encaja perfectamente con el trabajador por cuenta ajena y de ahí su fuerte crecimiento. En los últimos tres años el aumento de autónomos vinculados a actividades inmobiliarias ha crecido un 27,5%, según los datos de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). En el primer cuatrimestre de 2016 había en este sector 2.637 trabajadores por cuenta ajena, que se elevaron en abril de este año hasta los 3.363.

Vinculado al sector inmobiliario, la construcción es otro de los sectores que más tira del empleo autónomo. En tres años se han dado de alta 1.560 trabajadores, lo que supone un alza del 14%. Actualmente se contabilizan 12.374 personas.

Solo en el primer cuatrimestre, el crecimiento de los trabajadores autónomos en actividades inmobiliarias fue de casi un 5%, cuando el el conjunto de regímenes el crecimiento fue solo de un 0,8%. En cuatro meses se dieron de alta en este sector 149 autónomos, lo que supone representar dos de cada diez nuevas altas. En la construcción, los altas de autónomos repuntaron un 2%, con 230 emprendedores más.

En los primeros cuatro meses del año también repuntaron con fuerza las altas de autónomos en la educación, por encima del 5%, en 21 personas, hasta sumar 3.738 trabajadores por cuenta ajena.

En dos sectores hubo pérdida de emprendedores en los primeros cuatro meses del año, en el sector industrial, con una pérdida del 0,3% (hay 5.211 autónomos) y en el comercio. En este se perdieron de enero a abril 257 personas, tras registrar una caída del 0,8%. Este sector suma 31.403 autónomos.

El presidente de ATA en Canarias, Juan Carlos Arricivita, reconoce que algunas personas se dan de alta como autónomo para buscar una salida laboral aunque el porcentaje es inferior a los años de la crisis. «Nosotros siempre decimos que detrás de cada autónomo debe haber un proyecto.

Esto no es tabla de salvación porque sin proyecto es difícil que algo se mantenga en el tiempo», manifiesta. Arricivita demanda a las administraciones mayor apoyo para que los autónomos puedan seguir adelante con su actividad y pide dejar de poner «trabas».

El tirón del mercado inmobiliario de Canarias, sobre todo en el sector del alquiler, ha abierto una vía laboral para los canarios. Algunos son contratados como asalariados pero otros muchos, la mayoría, se dan de alta como autónomos. La figura del agente inmobiliario, la persona que intermedia entre el propietario y el comprador, encaja perfectamente con el trabajador por cuenta ajena y de ahí su fuerte crecimiento. En los últimos tres años el aumento de autónomos vinculados a actividades inmobiliarias ha crecido un 27,5%, según los datos de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). En el primer cuatrimestre de 2016 había en este sector 2.637 trabajadores por cuenta ajena, que se elevaron en abril de este año hasta los 3.363.

Vinculado al sector inmobiliario, la construcción es otro de los sectores que más tira del empleo autónomo. En tres años se han dado de alta 1.560 trabajadores, lo que supone un alza del 14%. Actualmente se contabilizan 12.374 personas.

Solo en el primer cuatrimestre, el crecimiento de los trabajadores autónomos en actividades inmobiliarias fue de casi un 5%, cuando el el conjunto de regímenes el crecimiento fue solo de un 0,8%. En cuatro meses se dieron de alta en este sector 149 autónomos, lo que supone representar dos de cada diez nuevas altas. En la construcción, los altas de autónomos repuntaron un 2%, con 230 emprendedores más.

En los primeros cuatro meses del año también repuntaron con fuerza las altas de autónomos en la educación, por encima del 5%, en 21 personas, hasta sumar 3.738 trabajadores por cuenta ajena.

En dos sectores hubo pérdida de emprendedores en los primeros cuatro meses del año, en el sector industrial, con una pérdida del 0,3% (hay 5.211 autónomos) y en el comercio. En este se perdieron de enero a abril 257 personas, tras registrar una caída del 0,8%. Este sector suma 31.403 autónomos.

El presidente de ATA en Canarias, Juan Carlos Arricivita, reconoce que algunas personas se dan de alta como autónomo para buscar una salida laboral aunque el porcentaje es inferior a los años de la crisis. «Nosotros siempre decimos que detrás de cada autónomo debe haber un proyecto.

Esto no es tabla de salvación porque sin proyecto es difícil que algo se mantenga en el tiempo», manifiesta. Arricivita demanda a las administraciones mayor apoyo para que los autónomos puedan seguir adelante con su actividad y pide dejar de poner «trabas».

La incertidumbre política frena la creación de autónomos

En el primer cuatrimestre de este año se han dado de alta en las islas 983 autónomos, un 0,8% más que un año antes. Aunque el número de emprendedores sigue creciendo, el ritmo se detiene: en los primeros cuatro meses de 2018 se formalizaron en las islas 2.364 altas, tres veces más que en igual período de este año.

En España hay actualmente 3.262.988 autónomos, según ATA.

El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de Canarias, Juan Carlos Arricivita, achaca el menor crecimiento a la incertidumbre política. «No se sabe quién estará en el próximo gobierno y las medidas que se van a tomar», indica Arricitiva, quien se refiere a posibles medidas como el retoque de la reforma laboral. «No saber qué va a pasar frena la inversión y nuevos proyectos empresariales», afirma.

La contención en el ritmo de creación de nuevos autónomos se ha registrado en casi todo el territorio nacional. En el conjunto del Estado, de enero a abril de 2019 se dieron de alta 9.949 autónomos, lo que supone un alza del 0,3%; en igual período de 2018 el alza fue de un 1,5%, en 47.627 personas.

Arricivita reclama al próximo gobierno que genere un clima de estabilidad y que tome las iniciativas oportunas para facilitar el emprendimiento. «Solo potenciando la actividad empresarial se puede generar empleo», avisa Arricivita.