El parón económico obliga a incumplir con la RIC y la ZEC

31/03/2020

El cierre de la actividad decretado por el Gobierno impide que las empresas puedan cumplir con las exigencias de los instrumentos fiscales del REF, como el empleo. Piden a Torres que actúe para que «no compute» lo qu dure la crisis

Los empresarios canarios han advertido al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, de la necesidad de tomar medidas ante los incumplimientos que muchas empresas se están viendo obligadas a cometer respecto a la exigencias de instrumentos fiscales como la RIC. la Deducción por Inversiones en Canarias y la ZEC -recogidas en el REF canario- por el parón económico derivado de la crisis del coronavirus.

La prohibición de toda actividad, salvo aquella considerada esencial, ha llevado a muchos empresarios a tener que parar a trabajadores que fueron contratados al amparo y por exigencia de esos instrumentos fiscales. Es el caso de muchas entidades ZEC, que comprometieron tres o cinco puestos de trabajo (según se instale en isla capitalina o no) que deben mantenerse pero que han tenido que ser parados. En el caso de la Reserva de Inversiones para Canarias (RIC), la situación es similar.

Los empleos creados y vinculados a la inversión se deben mantener cinco años (se permite tres en empresas de reducido tamaño) que ahora se ven interrumpidos durante el tiempo que dure esta crisis.

Otro incumplimiento que se está dando y vinculado a parón de la actividad es el tiempo de materialización de la Reserva. La norma que desarrolla la RIC fija un plazo máximo de tres años a contar desde la fecha del devengo del impuesto correspondiente al ejercicio en que se ha dotado la RIC pero ahora los empresarios van a perder semanas o quizás meses. «Hay obras vinculadas a la materialización de la RIC que se han parado. Ese tiempo debería descontarse del plazo», indica el secretario general de la CCE, José Cristóbal García, que advierte de los problemas que está situación está generando con los instrumentos e incentivos del REF.

García apunta que la Unión Europea ha puesto de manifiesto la posibilidad de «flexibilizar» los incentivos fiscales en la situación actual pero es tarea del Gobierno de Canarias actuar en este sentido y solicitar que el parón «no compute». «Hay mucha inseguridad jurídica con lo que está sucediendo», indica García, quien pone de manifiesto que ante esta crisis muchas inversiones que «no se van a llevar a cabo» porque no se sabe como va a afectar el cierre a las yudas de Estado.

«Imagina que hay dotaciones a la RIC de 2016 y que se van a materializar este año, ¿con qué garantías lo va a hacer el empresario», se pregunta el secretario general de la CCE. «Con este parón se incumplen todas las normas de las ayudas de estado», sentencia.

Apunta además las ventajas que tendría utilizar estos instrumentos fiscales cuando la crisis pare de cara a «reimpulsar» la actividad.