La lucha contra el coronavirus

El paro subirá al 27% en Canarias este año por el coronavirus

19/05/2020

La Consejería de Economía prevé una caída del PIB del 19% y una tasa de paro del 27% en el escenario más pesimista, y un comienzo de la normalización hacia marzo o abril de 2021, dijo su titular, Elena Máñez, quien advirtió de que los servicios públicos esenciales "no se tocan".

La responsable de Economía, Conocimiento y Empleo afirmó este martes ante el pleno del Parlamento de Canarias que la crisis derivada de la pandemia de coronavirus "nos ha golpeado" de forma inesperada y paralizado totalmente la actividad, pero las medidas de contención estatales y autonómicas "están logrando que en Canarias no haya una quiebra social sin precedentes".

La prioridad absoluta del Gobierno autonómico es mantener los servicios esenciales "para no volver a tiempos pasados", continuó Máñez, quien indicó que mañana miércoles se publicará el primer informe de predicciones económicas elaborado por su departamento que en todo caso, dijo, hay que tomar "con todas las cautelas" el escenario es "muy variable".

Por ello, se han planteado tres escenarios posibles de acuerdo a la evolución del sector turístico pero en los tres se coincide en que va a haber un impacto a muy corto plazo en este primer semestre del año.

De acuerdo a estas predicciones, la caída del PIB puede variar entre un 12,7, un 15 o un 19,2% y la tasa de desempleo oscilaría entre 25,5% y un 27 en el escenario más pesimista, para reducirse hasta el 20,7 por ciento en 2021.

Según este informe, la normalización llegará en el primer cuatrimestre del próximo año con un crecimiento del PIB en un 16,2 por ciento.

Para la diputada del grupo Nacionalista Canario Socorro Beato la crisis va a tener unas consecuencias devastadoras con casas en las que no entra ni un solo euro desde marzo, por lo que pidió al Gobierno de Canarias "compromiso" ante un futuro incierto y una amenaza de rebrote de la pandemia.

Sin embargo, Beato consideró que la consejera no ha dado respuesta a las necesidades de empresas y trabajadores, que necesitan algo más que "palabras huecas y frases hechas" y se preguntan dónde están los créditos y cuándo se va a eliminar la burocracia para agilizar las ayudas.

Carlos Ester, del grupo Popular, afirmó que la intervención de Máñez le dejó "ojiplático" porque el Gobierno, opinó, tiene la misma actitud ahora que hace un mes, con una pasividad que "decepciona" al limitarse a generar "titulares, desconcierto e inseguridad en los empresarios que intentan mantener la puerta abierta y a todos sus empleados".

"Ustedes ahuyentan la inversión y meten miedo, llegan mal y tarde y la gente sigue comiendo y pagando facturas, pero el Gobierno se limitar a castigar a los empresarios ", aseveró Ester.

Luis Campos, de Nueva Canarias, dijo que no va a caer en el error de demonizar el turismo pero consideró que hay que avanzar en la soberanía económica de Canarias y generar "un potente sector industrial con capacidad de liderazgo"

También propuso que se reoriente el Servicio Canario de Empleo hacia nuevos sectores y nichos empresariales y que no se cometa el error de dejar sin los recurso necesarios a la formación profesional.

Por Sí Podemos Canarias su portavoz, Manuel Marrero, señaló que las islas se encaminan a una de las peores crisis de su historia y frente a esta ni el Gobierno central ni el regional han sido autocomplacientes ni caído en el "austericidio", pues se ha creado un escudo social que ha evitado "de momento" una catástrofe para la población más vulnerable.

Para Podemos, continuó, es un imperativo ético y legal que se adopten en las islas medidas económicas excepcionales y se revise la fiscalidad, con propuestas como la de destinar la RIC a la creación de empleo estable y de calidad porque al empresariado que se ha beneficiado de este instrumento fiscal "le toca arrimar el hombro".

Casimiro Curbelo, de Agrupación Socialista Gomera, advirtió de que se necesita una estrategia muy clara, por lo que el Ejecutivo canario tiene que ser "fuerte" en su exigencia al central y avisó de que no hay que "engañarse", pues tiene la convicción de que España "la van a intervenir" el próximo año porque "no queda otra".

Curbelo pidió además a la consejera Máñez que no sea partícipe de quienes en el Gobierno de Canarias "ven mal" que haya entendimiento entre las administraciones públicas del archipiélago, y al respecto dijo que no puede ocurrir que el Gobierno haga una cosa y luego la duplique el Cabildo y también el Ayuntamiento, porque no hay recursos para ello y lo que hay que hacer es "sumar".

La diputada socialista Yolanda Mendoza propuso que se aproveche la condición de Canarias como región ultraperiférica para generar una plataforma de conocimiento de los negocios y cooperación al desarrollo dentro del pacto verde europeo.

Por el grupo Mixto el diputado de Ciudadanos Ricardo Fernández de la Puente afirmó que el Gobierno de Canarias no puede permitir que esta crisis se traduzca en cierres ni despidos y señaló que ve con cierta preocupación las políticas adoptadas para frenar el impacto, pues carecen de medidas efectivas de financiación.

En su opinión, es necesario poner en marcha sin dilación medidas contundentes y es imprescindible un plan de choque real para mitigar las consecuencias económicas de la crisis y garantizar la continuidad de empresas, autónomos "y micropymes". EFE