El ladrillo tira del PIB isleño y lo eleva hasta los 46.000 millones

06/05/2019

La economía canaria genera en 2018 1.527 millones de euros más que el año anterior. El sector servicios hizo la mayor aportación, con 14.485 millones, pero pierde peso; la edificación sube un 8%

La economía canaria produjo bienes y servicios a lo largo de 2018 por valor de 46.029 millones de euros, según los últimos datos de Contabilidad Regional publicados por el Instituto Nacional de Estadística. La cifra supone un incremento del 2,4% respecto al Producto Interior Bruto (PIB) de 2017. En términos absolutos, la economía canaria generó el pasado año 1.527 millones de euros más que en 2017 y suma cinco ejercicios consecutivos de crecimiento. Desde que en 2013 la economía española tocara fondo por la crisis desatada en 2008, el PIB canario ha crecido en casi 5.000 millones de euros, si bien, los fuertes crecimientos de estos últimos años y superiores o cercanos al 3% empiezan a enfriarse. El pasado año el producto interior bruto de las islas creció un 2,4% y todo apunta a que este año el alza será del entorno de un 2% o incluso algo inferior (la CEOE estima que la economía isleña solo repuntará un 1,2%), por el menor tirón del turismo.

Por sectores, el pasado año fue sin duda la construcción el sector que más tirón aportó al crecimiento del PIB. La vuelta de las grúas a las ciudades isleñas y la edificación sobre todo de obra residencial, supuso que el sector de la construcción creciera un 8%, muy por encima del 2,4% de alza del PIB total. El sector sigue aportando al PIB regional de forma limitada: generó 2.580 millones de producción, el doble de los 1.810 millones de aportación de 2014.

Los servicios pierden peso. El sector de los servicios, incluido el comercio al por menor, el transporte y la hostelería, aportó al PIB regional 14.485 millones de euros, un 2,5% más.

El volumen de producción supone que los servicios suponen el 31,5% del PIB regional. La cifra es elevada pero supone el primer recorte tras los años de recuperación. En 2017, los servicios suponían el 31,8% del PIB isleño, tres décimas más.

Las actividades profesionales aportan a la economía de las islas 3.000 millones de euros, un 3,9% más. Por lo que respecta al sector público, la aportación de la administración pública, defensa y seguridad, así como la educación, las actividades sanitarias y sociales generaron 8.233 millones de euros, un 3% más.

La aportación de la agricultura fue de las más bajas en 2018, con un total de 566,2 millones de euros mientras que la industria generó 3.180 millones de euros.

En un análisis del conjunto de las regiones, solo tres crecieron en 2018 por encima del 3%: Madrid (3,7%); Cantabria (3,4%) y Navarra (3%). El resto tuvieron crecimientos dispares que oscilaron entre el 2% y el 2,9%. A la cola se situaron Murcia, La Rioja y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con alzas del PIB de un 1,5% y un 1,6%, según los datos del INE.