El Gobierno rectifica y permite las rebajas sin aglomeraciones

Tras la polémica generada por la prohibición de las rebajas en los comercios físicos, una orden que figuraba en el BOE del pasado 9 de mayo, el Gobierno vuelve a dar marcha atrás y publica una contraorden que sí permite los descuentos en todas las regiones que estén en fase 1 y 2 con la única condición de que se eviten las aglomeraciones.

LUCÍA PALACIOS | MADRID

«Las acciones comerciales o de promoción que lleven a cabo los establecimientos comerciales deberán estar acompañadas de medidas destinadas a asegurar que no se generen aglomeraciones que impidan el mantenimiento de la distancia de seguridad, el cumplimiento de los límites de aforo o que comprometan el resto de medidas establecidas en esta orden», explica el Real Decreto publicado anoche en el BOE. Así, los comercios deberán «adoptar las medidas adecuadas» para garantizar que se cumplen estas normas y, por tanto, aportar seguridad de los clientes, pero, en caso de que no fuera posible, habrán de cesar de «inmediato de las mencionadas acciones comerciales o de promoción si resultara necesario», según puntualiza la orden ministerial.

Se trata del tercer cambio de opinión que se produce en el Ejecutivo en torno a una medida que ha generado mucho malestar en el sector en esta última semana, puesto que las rebajas sí podían realizarse a través del comercio online. En concreto, la nueva orden modifica lo relativo a las rebajas que se había introducido en la norma dictada por Sanidad el pasado 9 de mayo y que había dado lugar a distintas interpretaciones por parte del ministerio que dirige Salvador Illa, por un lado, y el Ministerio de Industria y Comercio, por otro. Así, si primero desde Industria aclararon que la norma en el BOE solo hacía referencia a la prohibición de aglomeraciones, pero sí estaban permitidas las rebajas si se podía controlar el distanciamiento entre clientes, apenas unas horas más tarde el ministro de Sanidad, Salvador Illa, desautorizaba esta afirmación y confirmaba en rueda de prensa que «las rebajas no están permitidas» por ser un foco de aglomeraciones, zanjando la discusión. Sin embargo, el Ejecutivo parece haber escuchado las reivindicaciones de las diferentes patronales del sector que advirtieron que esa prohibición conduciría directamente a la quiebra de empresas y a la pérdida de miles de empleos.

El BOE publicado ayer tambien flexibiliza algunas otras medidas para los territorios de las fases 0 y 1. Así, en la fase 1 los establecimientos comerciales de más de 400 metros, que hasta ahora habían permanecido cerrados, podrán reabrir sus puertas a partir del lunes, aunque para hacerlo tendrán que acotar el espacio para ajustarse a este umbral y usar el resto de la superficie como sala de espera. Otras condiciones son que tendrán que reducir al treinta por ciento el aforo total en los locales comerciales, giardar la distancia de seguridad de dos metros y, si se encuentran dentro de centros comerciales, deben tener una entrada directa o independiente a la vía pública para poder abrir.