27/12/2018

La orden publicada el 25 de diciembre en el BOE contempla hasta 15 millones de euros por empresa y proyecto. Permitirá instalar 180 MW.

El Ministerio para la Transición Ecológica publicó en el Boletín Oficial del Estado del 25 de diciembre la orden por la que regula la concesión de ayudas a la inversión en instalaciones de producción de energía eléctrica con tecnologías eólica y fotovoltaica situadas en los territorios no peninsulares cofinanciadas con Fondos Comunitarios Feder.

El Ministerio recuerda que los sistemas eléctricos de los territorios no peninsulares están sujetos a una reglamentación singular que atiende a las especificidades derivadas de su ubicación territorial. La orden explica que mientras que en el sistema peninsular el porcentaje de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables se situó en 2016 en el 40,2%, en los territorios no peninsulares este porcentaje se situó ese año en el entorno del 6%.

El Gobierno justifica las concesión de ayudas sobre la base de que «si bien la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables genera ingresos procedentes de la venta de energía en el mercado, estos no son suficientes para recuperar sus costes de inversión y evitar un déficit de financiación, por lo que se hace necesaria la concesión de ayudas públicas». El importe de la ayuda total concedida no podrá superar el límite de 15 millones de euros por empresa y proyecto.

Las actuaciones subvencionadas deberán estar finalizadas antes del 31 de diciembre de 2022. Y antes del 30 de marzo de 2023 los beneficiarios de las ayudas tendrán que haber justificado los gastos financiables.

El consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, Pedro Ortega explicó recientemente que con este sistema de subvenciones se quiere promover la instalación en las islas de al menos 180 megavatios de potencia renovable. Previamente, el Gobierno de España dio el visto bueno para la utilización de 80 millones de euros, cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, con los que se va a dotar la nueva subasta.