El futuro de Canarias pasa por las energías renovables

22/01/2019

Canarias es el paraíso para la energía renovable: un lugar con tantas horas de luz y durante tantos días al año, que no dar el paso a las renovables no es solo no estar concienciado con el planeta, es no estar concienciado con el ahorro económico.

Hace pocos meses, Jeremy Rifkin, que ha actuado como asesor del Gobierno de Francia, Alemania, Portugal y Eslovenia durante sus respectivas etapas en la Presidencia de la Unión Europea en temas relacionados con la economía, cambio climático y seguridad energética, aseguró a un medio de comunicación canario que “de aquí a 25 años, millones de edificios -viviendas, oficinas, centros comerciales, parques industriales y tecnológicos- serán construidos para servir como centrales energéticas y hábitats. Estos edificios recogerán y generarán energía localmente del sol, el viento, la basura, los residuos agrícolas y forestales, las olas y las mareas, energía suficiente para colmar sus propias necesidades de energía, así como un excedente de energía que puede ser compartido”.

Casi al mismo tiempo que se hacían esas declaraciones, se hizo una prueba de autoconsumo fotovoltaico en Gran Canaria y se logró un récord: 1.500 vatios en paneles solares produjeron 10,80 kWh en un solo día. Álvaro Artiles, miembro del Instituto de las Comunidades Energéticas Autosuficientes de Canarias, hizo un comunicado que se ha convertido en un clásico: “Esas siete horas de sol al día es algo que demuestra que Canarias es la Arabia Saudí de las energías renovables. Estamos rodeados por todas partes de potenciales energéticos y no los estamos utilizando”.

La realidad es que Canarias está realizando una fuerte apuesta por las renovables: cada día hay más puntos de conexión para coches eléctricos y las instituciones apuestan por placas solares con la intención no solo de pagar menos factura eléctrica sino intentando convertirse en una referencia.

Hace pocos días, la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias publicó en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) la convocatoria anticipada de las subvenciones destinadas en 2019 a mejorar la eficiencia energética y aumentar el uso de energías renovables. Un dato más que nos indica la implicación que existe por las energías renovables en este momento.

Apostar por las energías renovables es apostar por el futuro del planeta, de España, de Canarias, de tu isla, de tu municipio y de tu casa. Es un salto que antes o después se tiene que realizar y que además, en pocos casos como este va a influir tan directamente en el bolsillo de la persona que lo realiza. Además, Canarias es el paraíso para la energía renovable: un lugar con tantas horas de luz y durante tantos días al año, que no dar el paso a las renovables no es solo no estar concienciado con el planeta, es no estar concienciado con el ahorro económico.

Un sistema de energía solar térmico constituye una forma de lograr un significativo ahorro energético. Correctamente dimensionado, permite ahorrar de media en un año, cerca de 75% de la energía que se consume habitualmente para calentar agua sanitaria.

Probablemente no sepa por donde empezar y podemos darle alguna pista: entre en contacto con una empresa especializada para, por ejemplo, estudiar si le compensa un sistema solar térmico, que es una instalación energéticamente eficiente que utiliza la energía del sol como fuente de energía renovable para cubrir las necesidades de agua caliente, calefacción o climatización de una piscina, de una vivienda o edificio. Este elemento va a ser esencial para reducir considerablemente sus costes energéticos.

En Canarias, una de las empresas punteras es Junkers Bosch, que ofrece una amplia gama de sistemas de apoyo compatibles con el sistema solar. La instalación conjunta de los captadores solares y estos aparatos maximizan el rendimiento del sistema solar y se ponen en funcionamiento cuando el agua de entrada proveniente del sistema solar está a una temperatura inferior a la programada por el usuario. Es una buena forma de empezar a utilizar los recursos naturales de la isla y aprovechar las magníficas ayudas y subvenciones que en diferentes estamentos se están proporcionando.