El descenso del turismo en las islas afecta ya al gasto turístico

12/08/2019

El desembolso de los turistas cae un 0,9% en el segundo trimestre. Es el primer descenso desde 2012. La Cámara de Tenerife aboga por mejorar la competitividad y mayor fidelización.

ETIQUETAS:

CANARIAS7/ las palmas de gran canaria

Después de dos años consecutivos superando los tres millones de turistas extranjeros en el segundo trimestre de 2012, Canarias ha experimentado un retroceso en las llegadas de visitantes foráneos. La caída ha sido más abultada entre los visitantes alemanes, cuyo registro ha vuelto a cifras de 2016. En concreto, según la Encuesta de Movimientos Turísticos que elabora el Instituto Nacional de Estadística, entre abril y junio viajaron a las Islas 2.296.183 personas extranjeras, lo que supone un descenso del 4,7% respecto al mismo período de 2019 y evidencia una tendencia de ralentización que contrasta con el incremento del 2,3% nacional.

Los datos -recogidos en el Informe Sectorial de Turismo correspondiente al segundo trimestre del ejercicio y elaborado por la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife- muestran, además, que la merma de clientes ha comenzado a afectar al gasto turístico total, que fue inferior en un 0,9% respecto al mismo periodo de 2018. Es, de hecho, la primera disminución que sufre el desembolso global de los visitantes extranjeros en el trimestre de primavera desde el año 2012, cuando las cifras descendieron simplemente por el efecto comparativo con los excelentes resultados de 2011, en plena primavera árabe.

En cambio, el gasto medio por persona y día ha seguido creciendo, un 3,7%, hasta alcanzar en junio los 149 euros.

El presidente de la Cámara de Comercio, Santiago Sesé, explica que esta progresiva ralentización de la actividad turística se ha notado de forma desigual entre las distintas islas del archipiélago y entre los diferentes países emisores de turistas. Así, aquellas islas más dependientes de la «turoperación turística» se han visto más castigadas por la recesión del sector.

Asimismo, la pujanza de destinos competidores, como Egipto y Turquía, ha provocado que turistas, muchos de ellos alemanes, viajen en mayor medida a estos países. Por último, a esta tendencia hay que unir la quiebra de algunas compañías aéreas y el efecto que ha tenido el buen clima que ha dominado en buena parte de Europa durante estos meses, que ha retenido a muchos turistas en sus propios países o en entornos próximos.

Este comportamiento del sector también tiene ya un reflejo en los datos interanuales. Según datos de AENA publicados por la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias, la caída interanual es del 3,9% y la pérdida de visitantes en el último trimestre se produce tanto entre las compañías de bajo coste (-1,7%) como entre los usuarios de aerolíneas tradicionales (-5,6%).

frentes de actuación. Ante esta situación, Sesé aconseja seguir actuando en «dos grandes frentes». Uno es la mejora de la competitividad del destino, para lo cual es necesario, según el presidente cameral, «continuar apostando por mejorar la conectividad, diversificar el número de países a los que nos dirigimos, ampliar el producto turístico y acometer un plan integral de reestructuración y transformación de la oferta desde la colaboración público-privada».

Por otro lado, la Cámara propone trabajar en la fidelización del turista tradicional que visita las islas, en especial el alemán y el británico, «cuya situación económica se puede ver afectada por la devaluación de la libra que se está produciendo ante la posibilidad de un brexit duro». «Retomar la comisión del brexit con grupos de trabajo por sectores y con la aportación de todos los agentes implicados puede ser una buena fórmula para anticiparnos y tomar medidas», apunta Sesé.

En este contexto, el turismo nacional ha cobrado especial protagonismo, en particular para el negocio hotelero. El alojamiento en estos establecimientos creció anualmente un 3,2%.