El crédito concedido sube en las islas por primera vez en diez años

25/04/2019

Familias y empresas del archipiélago cierran 2018 con un saldo de 34.568 millones de euros de financiación de la banca, un 2,2% más que un año antes. Es el primer incremento desde 2008.

El saldo vivo del crédito concedido por las entidades financieras a las empresas y familias del archipiélago cerró el 2018 con la primera subida interanual desde el estallido de la crisis. Según los datos del Banco de España, a finales del pasado año la financiación externa dada por la banca en el archipiélago al sector residente -familias y empresas- ascendía a 34.568 millones de euros, lo que supone un alza del 2,2% respecto al año anterior. En términos absolutos, el incremento es de 777 millones de euros.

En el caso del crédito concedido a las administraciones públicas, el saldo descendió. A finales del pasado año los préstamos que tenía el sector público del archipiélago ascendía a 967 millones de euros frente a los 1.340 de un año antes. Tras este descenso hay dos razones: de un lado, la amortización y cierre de algunos créditos y la menor demanda por parte de las administraciones de financiación externa para hacer frente a sus pagos ante la mejora de la recaudación fiscal.

El descenso de la deuda que las administraciones tienen con la banca provoca que el crecimiento en términos totales del crédito en las islas no sea tan intenso. Así, teniendo en cuenta al sector privado y al público, el saldo total de financiación concedida por la banca en las islas es de 35.534 millones a cierre de 2028, un 1,1% más que el año anterior. Se trata de 403 millones de euros más que un año antes, cuando administraciones, familias y empresas debían a las entidades 35.131 millones de euros.

La subida que experimenta el crédito en Canarias en 2018 es la primera desde que estallara la crisis. Y el margen de crecimiento para alcanzar las cifras de entonces es enorme. En 2008 el saldo vivo del crédito en el archipiélago ascendía a 58.033 millones de euros. Desde entonces no ha dejado de caer año tras año, tocando suelo a finales de 2017, cuando la financiación concedida en las islas era de 35.131 millones de euros.

La previsión es que la banca siga a lo largo de este año con la mano abierta y que la concesión de crédito tenga tendencia creciente. En un momento en el que el sector de la construcción y la edificación de viviendas comienza a crecer, la banca se plantea volver a financiar a los promotores inmobiliarios. El año pasado el crédito al sector rondó los 10.000 millones de euros. En 2019 se prevé superar estas cifras. Los préstamos al consumo, sin embargo, no van en la misma línea. Las condiciones para su concesión se endurecieron en el primer trimestre.