El cierre de las bases de Ryanair no se justifica tras subir su beneficio

11/01/2020

La aerolínea anunció ayer que ganará este año fiscal 1.000 millones de euros, un 19% más lo que choca con los cierres en Canarias, que justificó por razones económicas. Los casi 300 trabajadores despedidos exigen explicaciones

Solo dos días después de que Ryanair cerrara las tres bases de Canarias argumentando baja rentabilidad y sobrecostes, la aerolínea de bajo coste anunció ayer que este ejercicio fiscal (que concluirá en marzo) ganará un 19% más de lo que tenía previsto y que su beneficio superará los 1.000 millones de euros.

La actualización y mejoría de los resultados se debe, según explicó la compañía de bajo coste en un comunicado remitido a la Bolsa de Londres, a una Navidad que ha ido mejor de lo previsto y a un aumento de las reservas del 1% para el cuarto trimestre del año y el primero de 2020. Su estimación de tráfico también se incrementa, pasando de 153 a 154 millones de pasajeros.

Las previsiones de ingresos de Ryanair fueron muy bien recibidas por la Bolsa de Londres, donde sus acciones subieron casi un 8%, pero sentaron como un jarro de agua fría entre los casi 300 trabajadores que la aerolínea ha despedido en las islas.

«En las cartas de despido que recibimos el miércoles por la tarde la aerolínea vuelve a insistir en la incertidumbre económica y la escasa rentabilidad de las rutas de las islas y ahora reconocen que van a volver a ganar por segundo año consecutivo más de 1.000 millones. Es vergonzoso», se quejaba ayer el secretario de organización de la sección sindical de USO en Ryanair, Jairo Gonzalo.

Las cartas de despido recogen que el promedio de facturación por pasajero y bloque de hora en las rutas de Canarias es hasta un 23% más bajas que el promecio de la red de Ryanair. «La programación de vuelos de Ryanair en las bases de Canarias es menos atractivo para los pasajeros, lo que obliga a la aerolínea a ofrecer precios reducidos en esas bases para asegurar la ocupación. Estos dos factores combinados provoca que las rutas de Canarias sean poco rentables y llevan a su reestructuración», se apunta.

El brexit es otra de los argumentos que recoge la carta de despido. «El que el 39% de las salidas de las bases de Canarias vayan al Reino Unido frente al 24% del resto de España hace que estén más expuestas a la incertidumbre», indican.

Los despidos de Canarias se hicieron a través de un ERE que no se justifica en función de las previsiones de un beneficio que crece un 19%. Este Expediente de Regulación de Empleo (ERE) ha sido puesto en duda por la propia Inspección de Trabajo que en su informe preceptivo ha concluido que la aerolínea no ha acreditado las causas que dieron lugar al procedimiento. Este informe se ha incorporado a la demanda de impugnación del despido colectivo que los trabajadores, pilotos y tripulantes de cabina de Ryanair, presentaron ante la Audiencia Nacional el pasado diciembre.