El Aeropuerto César Manrique-Lanzarote, respetuoso e inclusivo

17/10/2019

El aeródromo es uno de los escogidos por Aena para poner en marcha un proyecto piloto en colaboración con la Asociación Asperger Islas Canarias y el servicio para Personas con Movilidad Reducida.

Ante la necesidad de adaptar los espacios a las personas con necesidades especiales, Aena ha comenzado a colaborar con las entidades especializadas en el trastorno del espectro autista para impulsar la familiarización de estos pasajeros con el entorno del aeropuerto. El objetivo es dar respuesta a las necesidades en materia de accesibilidad que presentan las personas con TEA y sus familias, ofreciendo mecanismos que contribuyan a mejorar su paso por los aeropuertos de Aena y a facilitar y adaptar los diferentes procesos a sus necesidades.

En el Aeropuerto César Manrique-Lanzarote puso en marcha este proyecto piloto también el año pasado con la colaboración de la Asociación Asperger Islas Canarias y el servicio para Personas de Movilidad Reducida (PMR), en el que se incluyen a personas con sobrecarga sensitiva, poca capacidad para procesar estímulos e información externa y dificultades de comunicación como son aquellas que tienen autismo, síndrome Asperger o fobias. Este servicio tiene como objetivo impulsar la familiarización de estos viajeros con el entorno aeroportuario y que en el tránsito por el Aeropuerto no le surjan problemas y se realice con el mínimo estrés posible.

Este proyecto tiene como objetivo impulsar la familiarización de estos viajeros y el aeropuerto.

Esta prestación es el resultado de la demanda de nuevos servicios adaptados para esta tipología de pasajeros. Para ello, se ha creado una guía en formato digital de las instalaciones en la que se detallan todos los procesos desde que se llega al aeropuerto hasta que se embarca tanto para la T1 y la T2 del Aeropuerto.

Para la identificación de estos pasajeros y sus acompañantes y saber cómo tratarlos, el Aeropuerto ha optado por una cinta o ‘lanyard’ con imágenes de fichas de puzle, que es el símbolo internacional de las personas con TEA, y una pequeña tarjeta identificativa del Aeropuerto de Lanzarote que pone ‘Important Flyer/ Pasajero Importante’. Ambas serán entregadas en el mostrador de atención al público del servicio PMR, pero si el pasajero no desea esta atención puede solicitar el servicio convencional.

Además, la Asociación Asperger ha realizado charlas informativas y de sensibilización para todos los colectivos que intervienen en el proceso de embarque en el Aeropuerto de Lanzarote, como son el personal de Aena, compañías aéreas, seguridad privada, personal PMR, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y empresas concesionarias de restauración y tiendas. Cabe destacar que la iniciativa ha tenido una gran acogida entre los principales operadores, que se han mostrado muy colaboradores con este proyecto pionero.

El servicio puesto en marcha, en línea con los valores de Aena, trata de cumplir el objetivo de promover iniciativas que contribuyan a crear un entorno más favorable y solidario para los usuarios de los aeropuertos, poniendo especial atención en el cuidado de los colectivos más vulnerables de nuestro entorno.