Canarias afronta su segunda semana de descenso de la carga que llega de la península. / Arcadio suárez

La distribución y la industria canaria piden una solución al paro en la península para evitar desabastecimiento

Las islas entran en la segunda semana con caída de la carga que llega de la península y los sectores empiezan a tener problemas de suministro. Si se alarga algunas industrias tendrán que parar la producción de algunas líneas

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Canarias afronta su segunda semana con caída de la carga que llega de la península debido a la huelga del transporte y, aunque viendo los lineales de los supermercados hay apariencia de normalidad, el sector de la distribución lleva días advirtiendo de la escasez de algunos productos -sobre todo perecederos- y del riesgo real de desabastecimiento en las islas si el Gobierno de España no toma medidas para poner fin a esta huelga.

«Si no hay acuerdo en los próximos días la carga no podrá embarcarse tampoco esta semana, con lo que Canarias estará también la próxima semana sin recibir productos», indicaban ayer fuentes de las terminales portuarias de La Luz. Varios barcos llevan días parados en los puertos peninsulares a la espera de poder salir hacia Canarias, cuyo consumo procede en un 80% de lo que viene de la península.

Las principales enseñas de las islas tienen problemas de escasez en muchos productos como la leche, la fruta y la verdura. En mercados y supermercados es fácil encontrar ya cajas vacías de producto procedente de la península y lineales medio vacíos o 'frenteados', es decir, con la primera línea colocada pero sin mercancía por detrás.

«El Gobierno de España debe buscar solución a esta huelga de forma urgente. De lo contrario vamos a tener un problema grave en Canarias», indica el presidente de la Asociación de Medianas y Grandes Empresas de la Distribución (Asodiscan), Alfredo Medina. Como indica, es el producto perecedero que llega con rotación a las islas y que no se puede almacenar durante mucho tiempo el que está parado en la península. «Esto no se puede prolongar durante mucho tiempo», insiste.

No solo la distribución sufre el parón de la mercancía en las islas. La industria canaria es otro de los sectores afectados al haberse retrasado la llegada de suministros necesaria para la fabricación de productos.

El presidente de la Asociación de Industriales de Canarias (Asinca), Virgilio Correa, apunta que a los retrasos en la llegada de materias primas que ya se estaba produciendo de los mercados internacionales se suma ahora las demoras de suministros de la península. Según advierte, si la huelga sigue en los próximos días podría haber industrias que tengan que parar algunas líneas de producción al no poder fabricar algunos productos.

«La situación es tensa porque hay pocas existencias. Si esto sigue así habrá industrias que tendrán que parar la fabricación de algunos productos», indica Correa, que llama a las partes a sentarse a negociar para llegar a un acuerdo que pare la huelga. «Lo deseable es que la huelga del transporte se desconvoque ya», apunta Correa.

Desde el Gobierno de Canarias, el director de Comercio y Consumo, David Mille, indicó ayer que desde la Consejería de Industria, Turismo y Comercio, que dirige Yaiza Castilla, se va a llevar al consejo de gobierno del jueves un informe sobre los problemas que hay en la carga de mercancía hacia las islas en la península y la petición de que se demande al Gobierno del Estado «garantías al transporte de las mercancías al archipiélago».

Mille apunta que actualmente no hay «problemas graves de desabastecimiento» en Canarias y que confía en que el Gobierno y los transportistas lleguen rápido a un acuerdo que ponga fin al paro en la península. «Hemos detectado que hay problemas graves en los puertos del sur, como Cádiz, y vamos a pedir que se hagan gestiones para que se escolte a los transportistas con carga para las islas y no haya problemas en el suministro», manifiesta.

El departamento de Castilla ha elaborado otro informe de cara a la reunión que el vicepresidente del Gobierno, Román Rodríguez, tendrá en los próximos días con varios ministros al fin de que defienda la garantía para Canarias de su carga. Como explica Mille, la reunión estaba dirigida a buscar medidas para paliar la subida de los precios de la energía pero será aprovechada por Rodríguez para defender soluciones para que la mercancía llegue a los puertos y sea embarcada al archipiélago. «La idea es que todos los miembros del Gobierno de Canarias que tengan ocasión de plantear este tema en Madrid al hilo de otras reuniones lo lleven y defiendan que no haya problemas en el transporte», señala Mille.