Las dificultades para contratar camareros marcan el inicio de la campaña estival en Murcia