Borrar
Imagen de archivo de buques en fondeo en el puerto de Las Palmas. ARCADIO SUÁREZ
La crisis del Mar Rojo triplica las reservas para realizar 'bunkering' en el puerto de Las Palmas

La crisis del Mar Rojo triplica las reservas para realizar 'bunkering' en el puerto de Las Palmas

Varias de las cuatro empresas que operan en La Luz -Cepsa, Peninsula Petroleum, Oryx y Minerva- piden permiso para traer gabarras del Estrecho para el suministro

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 4 de enero 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La decisión de algunas navieras como Maersk, Hapag-Lloyd, MSC y CMA de interrumpir el paso de sus buques por el Mar Rojo con destino al Canal de Suez por los ataques hutíes (en represalia contra Israel y sus aliados) y su desvío hacia el cabo de Buena Esperanza, en Sudáfrica, comienza a tener impacto en el puerto de Las Palmas.

Además de que la terminal de contenedores de Opcsa (propiedad de MSC) ha experimentado en las últimas dos semanas un repunte de hasta un 25% de su actividad de trasbordo, es el suministro de combustible a buques ('bunkering') el negocio con mayor tirón ante este conflicto.

SUBIDA DE LOS FLETES

  • uInicio El cambio de ruta de los buques por la crisis del Mar Rojo y que les lleva por el cabo de Buena Esperanza, con más días de navegación y mayor coste de combustible, ha empezado a encarecer los fletes.

  • Niveles La subida aún no es alarmante, sobre todo si se tiene en cuenta que tras la covid bajaron y están al nivel de 2019, pero la situación preocupa.

  • Inflación De mantenerse la inflación podría volver a repuntar.

Las empresas de 'bunkering' que operan en el puerto de Las Palmas han triplicado el número de reservas para suministrar combustible en las próximas semanas, según indican fuentes próximas. De hecho, algunas de las cuatro empresas con base de La Luz: Cepsa, Peninusula Petroleum, Oryx y Minerva, han solicitado ya a la Autoridad Portuaria permiso para reubicar en Las Palmas gabarras que están actualmente en El Estrecho, ante la previsión de fuerte crecimiento de la actividad.

Fuentes próximas apuntan que el desvío de barcos desde la ruta del Canal de Suez hacia el cabo de Buena Esperanza no implica que todos los buques vayan a recalar en Las Palmas aunque sí lo hará un número abultado. «Hay muchos puertos en la ruta para recalar y ese tráfico se repartirá. A La Luz llegarán bastantes pero no todos», indican estas fuentes.

Al cierre de noviembre, el puerto de Las Palmas había dispensado cerca de 1,9 millones de toneladas de combustible, según las estadísticas de la Autoridad Portuaria. La media mensual ronda las 200.000, con lo que a cierre de 2023 se estima que se cerrará en 2,2 millones de toneladas, en la media de los últimos años aunque lejos de los récord alcanzados en 2017 y 2018, cuando La Luz se convirtió en la primera gasolinera del Atlántico, tras superar a Algeciras.

El 'bunkering' es, sin duda, una de las principales actividades del puerto. Casi siete de cada diez escalas que se hacen en el puerto aprovechan para recargar combustible y un 30% vienen exclusivamente a hacer 'bunkering'.

Por lo que respecta al tráfico de contenedores, sobre todo por parte de MSC en su terminal de Opcsa, la actividad ha crecido un 25% en las últimas semanas y las previsiones es que el repunte se mantenga, si bien, dada la actual plantilla de portuarios no será exponencial.

Fuentes próximas argumentan que las navieras están actualmente inmersas en un proceso de reorganización y seguimiento diario para ajustarse al desarrollo de los acontecimientos y con el puerto de Las Palmas como enclave con un papel decisivo.

u

u

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios