Imagen de compras durante esta Navidad. / Cober

El comercio isleño vive la «peor Navidad» de su historia con una caída del 20%

Las ventas se reducen con fuerza pese a las promociones. Caen grandes y pequeños, si bien las zonas abiertas registran menor bajada

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ

El sector comercial de Canarias vive este año 2020, marcado por la pandemia, las peores navidades de su historia a nivel de ventas y facturación. Fuentes del sector apuntan a una caída de un 20%, muy superior a la que se registra en el resto del Estado. El paro, los ERTE y la incertidumbre sobre el futuro del motor económico de las islas, el turismo, han hundido el consumo como nunca antes. «Ni en la crisis de 2008 ni en ningún otro momento de la historia reciente hemos vivido unas navidades como éstas», indican fuentes del sector.

La Covid-19 perjudica tanto a grandes como a pequeños comerciantes y a centros comerciales y zonas abiertas, si bien, estas últimas se están viendo menos afectadas por su ubicación al aire libre. El temor al virus y al contagio está provocando un trasvase de clientes de los centros cerrados a las zonas comerciales abiertas, lo que ayuda a contener la caída de sus ventas.

Así todo, también en estas áreas existe miedo y preocupación por un descenso de las ventas que supera el 10% respecto a 2019 en unas fechas que son claves para el sector, al acaparar el 20% de las ventas anuales. La situación es especialmente grave en los comercios especializados en moda, confección, calzado y complementos y que acumulan una caída anual que supera el 60%, incluidas las fechas navideñas.

Los regalos han animado algo las ventas en este segmento en la época navideña pero la caída en el conjunto del ejercicio sigue siendo intensa y amenaza con traducirse en cierres a partir de enero, según indican fuentes cercanas. La informática y electrónica, todo lo vinculado con el hogar y los juguetes son los segmentos que mejor se están comportando este año. Sus ventas cerrarán el año en niveles similares a 2019 o con ligeros descensos.

Los representantes de las zonas comerciales de Triana y Mesa y López, Carlos Bethencourt y Pepi Peinado, confían en que el balance final de la Navidad no arroje una caída superior al 10% de las ventas mientras que el secretario general de Asodiscan, Alfredo Medina, y el director general de Yudaya, Fernando Araña, reconocen una caída del consumo y de la afluencia a los centros por el miedo al virus.