Caos en Chamartín por una avería informática en los Cercanías de Madrid

Renfe pide a los viajeros evitar el tren y utilizar otro medio alternativo como el metro o el autobús. La incidencia también afecta a los trenes de larga y media distancia, aunque no al AVE

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

Caos en la estación de Chamartín en un día ya de por sí complicado en Madrid a consecuencia de la lluvia. Una incidencia en el sistema informático provocó a primera hora la interrupción casi total de todas las líneas de Cercanías de la comunidad de Madrid, aunque en la hora punta finalmente se pudo prestar el 89% de las circulaciones previstas hasta las 10.00 horas, eso sí, con recorridos parciales y una gran reorganización del servicio habitual y retrasos. Así, de las 400 circulaciones previstas para la primera hora punta, el 11% se suprimieron y otro 10% se realizaron con recorridos parciales, según el balance enviado por Adif.

Esta situación provocó fuertes retrasos a los miles de viajeros que cada día utilizan este medio de transporte para acudir a la capital y, a su vez, está afectando también a los trenes de medio y largo alcance, aunque no al AVE, según informó la compañía.

Adif ha restringido el tráfico a mínimos hasta que queden garantizadas las condiciones de seguridad operacional, en tanto que Renfe pide a los pasajeros que se abstengan de utilizar este transporte y utilicen otras alternativas, para lo que además ha reforzado el servicio de autobuses y metro.

No se trata de un ciberataque ruso, sino que es consecuencia de las obras que se están desarrollando en la estación madrileña, según asegura la compañía. La incidencia, que se ha registrado de madrugada y afecta a los subsistemas de control, mando y señalización, se ha identificado como consecuencia de los trabajos para la puesta en explotación de las nuevas vías 9, 9B, 10 y 10B de la Estación de Chamartín-Clara Campoamor.

Adif trabaja con el tecnólogo propietario de la tecnología del software del enclavamiento (Alstom) para resolver la incidencia y restablecer el servicio en el menor tiempo posible.

Líneas afectadas

El problema afecta a la práctica totalidad de las líneas de Cercanías de Madrid (C-1, C-2, C-3, C-4, C-7 y C-10), salvo la línea C-5, Móstoles El Soto-Atocha-Humanes, la más utilizada de España, que opera con normalidad, aunque los trenes pueden sufrir demoras, según reconoce la compañía. La avería tampoco incidirá en los servicios que utilizan las líneas de ancho internacional: AVE, Alvia y Avant.

Sin embargo, sí afecta en la media distancia, a los trenes regionales que comunican Chamartín con Jaén y Albacete, que saldrán desde Aranjuez. Los trenes de Soria y Zaragoza saldrán de Alcalá de Henares. Renfe dispondrá autobuses que comunican Chamartín con Aranjuez y Alcalá. Los trenes que comunican Madrid con Extremadura salen y llegan a Villaverde Alto.

En larga distancia, el Intercity Madrid-Almería se prestará en autobús desde Madrid hasta Vilches, donde los viajeros trasbordarán al tren.

Los trenes de larga distancia Santander-Alicante y Gijón-Castellón harán trasbordo en autobús entre Chamartín y Atocha.

Temas

ADIF, Renfe