Canarias se moviliza para frenar la marcha de Ryanair

09/08/2019

Los sindicatos preparan ya paros «para septiembre» tras comunicarles oficialmente la compañía que las bases de Las Palmas y Tenerife sur se cerrarán el 8 de enero. La decisión afecta a 200 trabajadores que serán despedidos o trasladados. Torres convoca una cumbre con los cabildos para buscar soluciones ante el anuncio de cierre de bases de la compañía aérea.

El presidente del Gobierno regional, Ángel Víctor Torres, habló este jueves con los titulares de varios cabildos para convocar una cumbre institucional que analice «cómo reconducir» la intención de Ryanair de cerrar sus bases en Las Palmas y en Tenerife sur. El objetivo de esa reunión sería «analizar la situación real para poner sobre la mesa soluciones».

Además, Torres explicó que también habló con el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, para transmitirle la «preocupación» que ha creado en el Ejecutivo autónomo el anuncio del cierre de las bases de Ryanair. El dirigente del Ministerio de Fomento garantizó al presidente canario «todo el apoyo» para convencer a la compañía aérea de bajo coste de que mantenga sus sedes en las islas.

El titular del Gobierno autónomo recordó que «no es la primera vez» que Ryanair amenaza con cerrar sus bases en Canarias, por lo que confía en que la decisión no sea irreversible y «se pueda negociar».

«Habrá huelga seguro»

Los trabajadores de Ryanair preparan ya los papeles para presentar ante las autoridades españoles el preaviso de huelga «para septiembre». Los sindicatos aseguran que los planes de reajuste anunciados por la aerolínea irlandesa «obligan» a los empleados a movilizarse con paros que «esta vez serán como mínimo de 48 horas» y que afectarán a los miles de pasajeros que viajan a Canarias o desde las islas a diario con la compañía.

Además, la representante del sindicato Sitcpla, Luciana Sidi, adelantó que esta convocatoria de huelga «solo será la primera» si Ryanair no acepta negociar, por lo que prevé un otoño caliente al que los trabajadores se ven «obligados» por los recortes que la empresa quiere aplicar. «Lo último que queremos es ir a la huelga pero no nos queda otro remedio ante el abuso que la empresa pretende cometer», explicó, tras recordar que los paros podrían recrudecerse «en plena Navidad», días antes del cierre de las bases.

Tras la reunión mantenida ayer en Gran Canaria con directivos de la compañía aérea, los representantes sindicales confirmaron que Ryanair cerrará el 8 de enero del próximo año sus bases en Las Palmas y Tenerife sur. La medida afectará de forma directa a 200 trabajadores, que serán despedidos o trasladados a otras regiones o países. Como «único» aspecto positivo, por primera vez la empresa ha asumido que aplicará la legislación española en ese proceso laboral.

Luciana Sidi indicó que la aerolínea irlandesa asegura que cierra las bases porque no dan beneficios, algo que los sindicatos consideran «absolutamente falso». Según explican, Canarias se encuentra entre los destinos más rentables para Ryanair ya que «los aviones operan 12 meses al año prácticamente llenos» y «menos sentido tiene aún que cierren en la temporada de invierno cuando incrementan incluso aviones para reforzar las rutas con países escandinavos».

Según la representante de Sitcpla, la cúpula de Ryanair quiere cerrar las bases Canarias y la de Girona porque «han sido las más reivindicativas» en la negociación del convenio colectivo ahora bloqueada. «Nos castigan para aumentar la presión sobre los trabajadores y que aceptemos las condiciones que pretenden imponernos», indico.

De hecho, Luciana Sidi aseguró que la compañía de bajo coste está buscando nuevos empleados «con contratos basura» y por eso «quieren echar a los que tenemos más antigüedad».