Canarias recauda 2,2 millones más con la guerra al coche diésel

14/02/2020

El Gobierno regional percibe por el Impuesto de Matriculación 18 millones de euros en 2019 pese a caer las ventas, ya que se compraron más vehículos de gasolina que están sujetos a mayores tasas

La guerra emprendida por la administración central contra los coches de diésel y que se han traducido en una caída de las ventas de esta tipología de vehículos en más de un 40% ha sido beneficiosa para el Gobierno de Canarias.

El pasado año el Ejecutivo regional recaudó un 14% más del Impuesto Especial Sobre Determinados Medios de Transportes (más conocido como el Impuesto de Circulación) porque parte de las compras se desviaron del diésel a vehículos de gasolina que están sujetos a mayores tasas al emitir mayores niveles de Co2. El aumento de la recaudación supera los dos millones de euros y se eleva hasta los 17,8 millones en 2019.

El presidente de la Federación de Empresarios Importadores y Concesionarios de Automóviles (Fredica), Rafael Pombriego, explica que el Impuesto de Matriculación está referenciado a las emisiones de CO2 que emitan los vehículos. En este sentido, tienen mayores emisiones los de gasolina que los de diésel que lanzan más partículas de dióxido de nitrogeno (NOx) pero menos Co2, así que pagan mayor impuesto los primeros que los de gasoil. El tirón de los llamados SUV (todoterrenos de ciudad) y que también tienen mayores emisiones de Co2 han contribuido a la mejora de los ingresos de la administración.

Esta situación es la que explica que pese a que el año pasado se vendieron un 7% menos de vehículos en Canarias la recaudación del Impuesto del Circulación aumenta.

La media del impuesto por cada vehículo aumentó hasta los 389 euros mientras que el precio de los coches se situó de media en los 15.652 euros. Canarias supuso, según apunta Pombriego, el 3,1% del total de las bases imponibles del impuesto a nivel estatal.

Por otro lado, el presidente de Fredica, Rafael Pombriego, volvió a rechazar ayer el aumento de la fiscalidad decidida por el Gobierno de Canarias para los coches de una cilindrada superior a 1.600 centímetros cúbicos. Según explica desde el uno de enero el IGIC para estos vehículos ha pasado de un tipo del 13,5% a uno del 15% bajo el argumento de que se trata de productos de lujo. Sin embargo, como explica, hay muchos vehículos con 1600 centímetros cúbicos de cilindrada que no son lujo sino un producto de clase media. «Ese cajón es muy amplio. Va desde un Opel Passat hasta un Porsche Cayenne», indica Pombriego. Los vehículos de menos de 1.600 cc. están sujetos a un tipo del 9,5%.

Plan para instalar electrolineras en comunidades de vecinos

La Federación de Importadores y Concesionarios de Automóviles (Fredica) está convencido de que el futuro de la movilidad pasa por el coche eléctrico. Las últimas cifras de la evolución del mercado del automóvil en Canarias pone en evidencia su fuerte crecimiento del 90%, si bien, las cifras de ventas aún son modestas: en 2019 se vendieron 652 turismos y todoterrenos eléctricos.

Según indica el presidente de Fredica, Rafael Pombriego, uno de los principales inconvenientes del coche eléctrico es la escasez de puntos de recarga. Reconoce que, aunque cada vez hay mayor número de electrolineras públicas y en edificios privados, es necesario un plan de ayudas públicas que impulse la instalación de puntos de recarga en las comunidades de vecinos.

Desde Fredica se está trabajando en una propuesta en este sentido y que se presentará al Gobierno de Canarias. «Estas ayudas so una pieza clave para que el coche eléctrico arranque de verdad en Canarias», asegura.

En este punto, Pombriego valora de forma muy positiva la exención del IGIC que aprobó el anterior Gobierno de Canarias a los coches eléctricos y que ha mantenido el actual Ejecutivo. También están exentos del IGIC los híbridos con menos de 120 gramos de emisiones de Co2.

La compra de coches híbridos aumentó casi un 60% en 2019, con un total de 2.423 unidades.