Canarias propone a la UE un plan para relanzar el tomate

El Gobierno de Canarias negocia en Bruselas duplicar las ayudas para el sector tomatero en las islas, con la intención de minimizar las complejidades que hacen en la actualidad que el archipiélago compita en inferioridad de condiciones con mercados similares como los del sur de la península o Marruecos.

David Ojeda
DAVID OJEDA

El documento elaborado por el Ejecutivo, que se espera entre en vigor con la aquiescencia de Bruselas en el mes de enero, responde al título Estrategia para el tomate de exportación de Canarias 2017-2020. En él se hace especial hincapié en las dificultades del sector, condicionado por la lejanía, pero también se da un tirón de orejas a los representantes del mismo, con un alto volumen de instalaciones obsoletas.

Por eso el plan trazado se centra en la modernización de las infraestructuras. Según las cifras que maneja la consejería de Agricultura, Ganadería, Aguas y Pesca, de las 641 instalaciones que se concentran en Canarias en la actualidad, 411, un 64%, presentan un estado obsoleto. Eso provoca una caída en el rendimiento, que minimiza a la mitad, según los estudios, la capacidad de producción y el precio del producto ante el cliente.

En el documento elaborado por Canarias, y ha expuesto en una mesa de negociación con Europa, se solicita a la Comisión que la actual ayuda de sobrecostes que se cifra en la actualidad en unos 7.500 euros se vea incrementada hasta los 15.000 euros por hectárea. Pero esa nueva bonificación solo será concedida a aquellos productores que presenten un proyecto, y avalen su ejecución, de modernización de sus infraestructuras de producción.

El Gobierno de Canarias indica que hay muchas localidades en Canarias, como es el caso de La Aldea, que sustentan casi el 50% de los recursos del municipio en la producción tomatera. Y que por tanto es necesaria la actualización de sus infraestructuras para poder aumentar la competitividad ante los rivales directos.

En el estudio que se ha llevado a cabo en la consejería tutelada por Narvay Quintero todavía no hay una valoración real, cifrado en estadísticas concretas, de cuánto sería el progreso económico para el sector cuando se ejecute la nueva estrategia. Pero sí que están convencidos de que pondría fin a las pérdidas que se han venido registrando paulatinamente la última década.