Jose Luis Carrasco

Canarias incorporará de forma inmediata a 83 trabajadores de la Seguridad Social

Serán 42 incorporaciones en la provincia de Las Palmas y 41 en la de Santa Cruz de Tenerife

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha aprobado la modificación de las relaciones de puesto de trabajo del Ministerio y las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social por la que se crearán de forma inmediata 1.615 puestos de trabajo para fortalecer la atención al ciudadano, de los que 83 corresponden a Canarias.

Esta modificación, que supone un incremento del personal del 7,42% en el conjunto del sistema (el 8,43% si se tiene en cuenta solo el aumento en el ámbito del Instituto Nacional de la Seguridad Social y de la Tesorería General de la Seguridad Social) representa además el primer aumento neto de plantilla de la Seguridad Social de los últimos 10 años.

Estos 1.615 nuevos puestos en toda España, 645 del subgrupo A2 y 970 del subgrupo C1, serán ocupados en primera instancia por funcionarios interinos, cuya contratación se tramitará de forma inmediata. Canarias incorporará a un total de 83 trabajadores, 42 en la provincia de Las Palmas y 41 en la de Santa Cruz de Tenerife.

Plan de choque para paliar las carencias de personal

Este aumento de personal para reforzar la atención al ciudadano se inscribe en el marco del plan de choque puesto en marcha por la Seguridad Social para paliar las carencias de personal consecuencia de las medidas de recorte adoptadas durante la crisis financiera.

«Hay una voluntad política de solucionar el abandono que ha sufrido la organización desde comienzos de la pasada década, de reforzar su estructura e impulsar su modernización en medios y efectivos», explicó el secretario de Estado de la Seguridad Social y Pensiones, Borja Suárez, durante la última reunión del Consejo General del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), celebrada el pasado jueves.

El plan contempla dos importantes hitos más este mismo año: el concurso macro de provisión de puestos de trabajo vacantes, que supondrá la incorporación de centenares de efectivos más; y el rediseño de los procesos selectivos, que busca reducir de forma drástica los tiempos de gestión necesarios para el reclutamiento de nuevos funcionarios de carrera y que, por tanto, contribuirá a que la Seguridad Social reciba refuerzos con más agilidad.

Rechazo por parte de los sindicatos

Por su parte, UGT se opone a la medida debido a diferentes razones. La principal es que, según un comunicado emitido por la organización, con la incorporación de 1.615 interinos se « pretende excusar el cumplimiento del mandato que el RD 21/21 hace al Gobierno para que apruebe el proyecto de Ley de creación de la Agencia de la Seguridad Social cuyo plazo venció el pasado mes de junio«.

El sindicato recuerda que el Ministerio contrató a 1.050 interinos para la gestión del IMV para los que solicitaron la consolidación de su empleo, pero que por el momento y al agotar el límite de su contratación, tendrán que cesar en sus puestos en breve plazo.

Además, destacan que los 1.615 interinos prometido se reducirían a 565 si se pierden los 1.050 del IMV. Creen que «la interinidad no es la solución para el «abandono de la Seguridad Social» que precisa de funcionarios bien formados que disponga de inamovilidad en sus puestos de destino como garantía de la imparcialidad en el ejercicio de sus funciones».

Reestructuración integral

Desde UGT creen que la única solución posible es «la reestructuración integral de un sistema que se ha tornado obsoleto».

Otra de las cuestiones a la que hacen referencia es la «imposibilidad de conseguir una cita previa» en los centros de la Seguridad Social. Además, han denunciado ante el Consejo que se ha dejado de atender más de tres millones de llamadas desde enero de este año, que la ejecución de sentencias favorables al administrado se retrasa incluso años en algunos casos, como también el reconocimiento de prestaciones.

Creen que el Ministerio quiere «aparentar que tiene una solución» con su plan de choque, ya que las citas previas «siguen ocultando las antiguas colas que ahora hacen los ciudadanos desesperados en sus casas frente a medios informáticos que a veces no saben manejar».