Canarias, cuarta región en el alza de empleo turístico

07/02/2018

Comisiones Obreras reclamó ayer un empleo de «calidad» en la hostelería, y más acorde al récord de visitas y de facturación del sector turístico. Su balance anual confirma que Canarias fue la cuarta región en la que más creció la ocupación en la hostelería en 2017. Se quedó por detrás de Extremadura.

CC OO instó ayer a la Administración a aplicar políticas contra la precariedad del trabajo en el turismo. El sindicato denunció además el abuso de los contratos formativos en la hostelería y el incremento de la subcontratación y externalización para eludir los convenios sectoriales, rebajando salarios y empeorando las condiciones labores.

Canarias mantuvo en 2017 una media de 117.659 afiliados a la Seguridad Social en la hostelería, 8.022 más que en 2016, lo que implica un incremento de un 6,8%. El archipiélago fue, con estos datos, la cuarta comunidad en la que más creció el empleo en esta actividad. El repunte porcentual fue superior en Baleares (8,5% más, hasta los 82.254 cotizantes); Andalucía (un 7,19% más, hasta 189.347 afiliados); y Extremadura, donde se registró un alza del 7,19% de los ocupados en hostelería, hasta los 15.301.

2017 ha sido el mejor año turístico de la historia de Canarias: se rozaron los 16 millones de turistas, un 6,7% más; y el gasto total de los extranjeros en sus vacaciones en las islas creció un 11,4%, hasta los 16.780 millones de euros. La tarifa media diaria en los hoteles y apartamentos canarios se elevó hasta los 80,98 euros, un 6,8% más que en 2016, y precisamente el mismo porcentaje en el que subió la media de ocupados en la hostelería, según los datos de Promotur. El RevPar (ingreso por habitación disponible) aumentó algo más, un 7%, hasta los 66,66 euros. Pero las pernoctaciones en los alojamientos isleños crecieron solo un 0,8%, hasta las 110,8 millones.

En España se registraron 74.055 afiliados más en la hostelería que en 2016, un 4,93% más. Pero CC OO denuncia que cerca del 97% de este empleo creado es «temporal, parcial y de bajos salarios». De los 4,2 millones de contratos firmados, sólo 127.937 (el 3%) fueron indefinidos. Y de los 4 millones de trabajos temporales el 45,2% duraron menos de una semana.